post

IU-La Isla aplaude que comience el nuevo contrato de basura pues “el finalizado no ha estado a la altura y ha dejado una sensación de fraude en la ciudadanía isleña”.

A pesar de que mensualmente las familias pagan los impuestos municipales, la realidad es la imagen y  la suciedad que presenta nuestro municipio (zonas desatendidas, papeleras y bombos de basura deteriorados, etcétera).

Izquierda Unida corrige al Concejal responsable de la limpieza de la ciudad, Ignacio Bermejo, recordándole que la apertura del punto limpio de Camposoto no se debe a una demanda ciudadana, sino a que se trataba de unas instalaciones que ya estaban pagadas en el contrato anterior, y no hubo responsabilidades políticas ante la inacción de los sucesivos gobiernos locales.

“En el mandato anterior solicitamos que no se votara el nuevo contrato hasta que no se fiscalizara y se diera cuenta de los cumplimientos e incumplimientos del anterior. Denunciamos la situación de los camiones, de los bombos soterrados y pedíamos explicaciones del porqué no se había construido el punto limpio. Pedimos responsabilidades políticas de algo que ya habíamos pagado y nadie contestó, ni siquiera la oposición que miró para otro lado”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Por ello, Izquierda Unida solicita que se haga pública la nueva situación del contrato ya que el retraso por el tema judicial ha dejado una situación de desconcierto a la ciudadanía.

IU-La Isla pide que se exponga de forma pública en la web municipal lo siguientes puntos:

1º Duración del contrato.
2º Que se informe del gasto anual del mismo.
3º Si existen planes especiales de limpieza y cómo se liquidan con la empresa.
4º Subrogación de trabajadores y trabajadoras, el aumento de plantilla con contratos a mujeres: cuántos y cuándo están previstos.
5º Plan de mejoras y ampliación de bombos soterrados. Concretamente las calles donde piensan instalarse. 
6º Sustitución de bombos de superficies, dado el mal estado que presentan, y de la incorporación  del nuevo bombo de color marrón para solo orgánico. 
7º Si existe la propuesta de mejoras de recogidas de enseres y muebles en los distintos puntos de la ciudad, ante las imágenes compartidas por los vecinos de distintas zonas que alertan de las deficiencias del servicio.
8º Qué aportación de vehículos se presta para el nuevo contrato. Cuántos aporta la empresa y cuántos el Ayuntamiento.
9º Si las naves de construcción en Fadricas II la empresa concesionarias pagarán canon de alquiler o es el Ayuntamiento quien corre con los gastos.
10º Si además del nuevo punto limpio se propone otros puntos limpios móviles para mejorar la imagen “insostenible” que tiene la ciudad.

“Estamos muy lejos de comenzar a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero Izquierda Unida seguirá trabajando por cambiar el ritmo equivocado que lleva el actual gobierno municipal”, sentencia Gonzalo Alías.