post

El Plan de Municipal de Vivienda y Suelo que se aprobó por unanimidad en el mandato anterior, ya adolecía de falta de inversiones pues solo contó con 12.000 euros para los contratos de planes de empleo, y el estudio que lo amparaba no cubría ni el 5% de las viviendas y suelo de la ciudad. Por ello, IZQUIERDA UNIDA lo consideraba una herramienta insuficiente.

IZQUIERDA UNIDA fue la única formación política de izquierdas que presentó alegaciones para mejorar el conocimiento de nuestra realidad habitacional. “Los discursos vacíos no construyen ciudad”, asegura Gonzalo Alías.

Ante esta situación, IU-La Isla pide que para el presupuesto del 2020 el equipo de gobierno se tome en serio lo de hacer estudios que permitan conocer la realidad de nuestra ciudad, olvidando por una vez el exceso de teatralidad, e incluyendo una partida presupuestaria para seguir trabajando el Plan Municipal de Vivienda y Suelo.

Dicho Plan debe tener reflejado no solo el valor de suelo y de la necesidad de inversiones, sino de nuestra realidad cotidiana: luz, agua, hipotecas, alquileres sociales, parques y jardines como espacio social y público y barrios periféricos, así como realizar un diagnóstico de aborde las razones de que la gestión en materia de desahucios no tenga el calado social que se requiere. Todos estos asuntos no se incluyeron en el anterior estudio.

Ante la necesidad de las viviendas sociales para la ciudad, la aportación desde IU-La Isla sigue pasando por materializar el alquiler social y poner al servicio de la ciudad el fondo de viviendas de los bancos, “tal y como planteamos en el Plan Municipal de Vivienda y Suelo junto a la Plataforma de Afectados por la Hipotecas. Pero la propuesta de la autoconstrucción de la vivienda social en estructuras de cooperativas nos parece acertada, ya que es el modelo desarrollado por el Alcalde de Marinaleda, Sánchez Gordillo compañero de IZQUIERDA UNIDA”, afirma Alías.

De la misma manera, la importancia del debate del cambio climático ha de estar reflejado en dicho estudio. IZQUIERDA UNIDA se pregunta para qué ha ido Claudia Márquez al encuentro del cambio climático. Gonzalo Alías pide “que se presente los apuntes que ha tomado, no es solo importante el gasto, sino que informe sobre lo que ha aprendido para beneficiar a La Isla”.

Gonzalo Alías recuerda que fue su formación quien puso encima de la mesa “la importancia de mirar e integrar el Parque Natural en la ciudad. De ahí nació el Corredor verde periurbano en una moción aprobada por unanimidad que no está incluido en el plan de parques, del que se apropió a posteriori Francisco Romero para incluirlo en su programa electoral, y Cavada en los EDUSI”.

IU le recuerda a la alcaldesa que se ha olvidado también del Parque Sacramento. Así como le proponemos aumentar las zonas peatonales, reordenar el carril bici como zona habilitada para la movilidad por la ciudad. De igual forma, proponemos a Claudia Márquez que realice los estudios de viabilidad pertinentes para el uso de alquitranado con neumáticos reciclados, contribuyendo así a una ciudad más sostenible. Aunque seguro que sobre esto ya tomó apuntes en su último viaje.