post
IU-LA ISLA SOLICITA A PATRICIA CAVADA UN CALENDARIO EN LO SOCIAL Y EN LO ECONÓMICO PARA LA CIUDAD.

Izquierda Unida hizo llegar al Gobierno Local varias medidas encaminadas a protegernos lo antes posible a ciertos escenarios que se podrían dar una vez se vaya recuperando gradualmente la normalidad. Hay indicadores que muestran una caída brusca de la economía y, por tanto, se agravará la situación de precariedad social. Hoy son muchas las medidas que se están adaptando por el equipo de gobierno y desde IU-La Isla animamos a, no solo a resistir, sino a adelantarnos a estas distintas situaciones a las que se va a enfrentar la ciudad.

IU-La Isla propuso, a través de la sede electrónica del registro general, un Plan de Emergencia, pues el Gobierno Municipal desarrolla iniciativas que responden a la inmediatez del momento, pero no aborda un plan de acción consensuado que se adelante a los escenarios que advierten diversos indicadores socioeconómicos. “También planteamos desde Izquierda Unida un Plan de Desarrollo de la Actividad Económica para la Isla. Hay propuestas desde los colectivos del comercio y de la restauración que nos parecen muy interesantes y que deberían de debatirse en un plano más amplio y buscando el máximo de consenso”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador de la formación y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Patricia Cavada debe entender que la gravedad de lo que está sucediendo merece un planteamiento común. Es verdad que se están elaborando muchas iniciativas que aplaudimos, pero todas se enmarcan en la improvisación particular más que en la búsqueda más amplia de consenso”, asegura Alías.

Izquierda Unida entiende que, de la misma manera que se está haciendo desde el Gobierno central, se necesita de un Plan Global calendarizado y participativo, así como un presupuesto que permita superar esta crisis económica.

Para IU-La Isla las necesidades sociales y el impulso de nuestra economía local “va a obligarnos a replantear diversas estrategias para superar la crisis”.  Por ello, aboga por modificar las ordenanzas municipales, ya que si es cierto que necesitamos ingresos, más cierto es asegurar las posibilidades de salir lo antes posible de esta situación.

Aún esperamos algún gesto del Gobierno Local y de los grupos políticos respecto a la reducción de salario y las asignaciones municipales que reciben, pues en estos momentos críticos sería útil redirigir esas cantidades a los servicios púbicos de atención social, por ejemplo. Y por supuesto, hay que replantear los presupuestos municipales y las propuestas urbanísticas para este año”, propone Gonzalo Alías.

Ante este escenario de incertidumbre, IU-La Isla considera que hay que dar certezas a la ciudadanía. Es urgente un plan ordenado, presupuestado, calendarizado y amplio de consenso para que sirva no solo como escudo social, sino para que proyecte una ciudad con futuro.