post

IU-La Isla no entiende que un evento con tanta tradición en La Isla como es la Feria del Libro no haya tenido espacio ni tan siquiera para anunciar su suspensión por motivos de la crisis sanitaria.

Para Izquierda Unida sigue siendo una incógnita el trabajo desarrollado por la responsable de Cultura a este respecto desde que asumió el cargo. El hecho de que no haya habido anuncio de la suspensión de la Feria del Libro, que tradicionalmente se desarrollaba en el mes de junio, y que nunca se avanzó ningún proyecto cultural para este mandato, hace sospechar a IU-La Isla del nulo interés que el Gobierno local le presta al sector del libro.

“Se está anunciando la suspensión de eventos del mes de julio, la Feria del Carmen y la Sal, y la responsable de Cultura no ha comunicado la suspensión del encuentro cultural del libro. ¿Qué importancia tiene para este gobierno?”, pregunta Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y exgerente de la Librería Cultural Al-Ándalus.

Ante esta situación, Izquierda Unida se pregunta si estaba en la agenda anual de la Concejala y responsable de Cultura, María José Foncubierta, el proyecto de la tradicional Feria del Libro ya que ni siquiera antes de la crisis se había anunciado, al menos de forma pública, a que temática se dedicaría este año y cuáles serían las fechas, ya que son cuestiones imprescindibles para ayudar a la librerías en la preparación de este evento que, a tenor de los hechos, no estaba en ni en la agenda ni en la lista de prioridades del Gobierno local.

IU-La Isla recuerda de la importancia de la cultura para el desarrollo y el crecimiento de los pueblos. Por ello, seguirá insistiendo y proponiendo al actual equipo de gobierno, las medidas necesarias para que la cultura deje de estar en un segundo plano. Son muchas las necesidades que reclama Izquierda Unida donde se repite la falta de personal, de presupuesto, la falta de bibliotecas, plan de lectura y de una Feria del Libro con un gran plan de fortalecimiento.

“Reclamamos un plan especial para las empresas y autónomos del sector de la Cultura, así como una decidida apuesta por poner en valor el trabajo y el esfuerzo de dicho sector. Anunciar que se lea cada 23 de abril es insuficiente. Defender el valor del libro, así como a las librerías, a los escritores y editoriales, no puede quedarse fuera de la agenda del gobierno municipal. Es un sector que lucha en un sistema injusto y esperamos que para el año que viene se le dé el espacio y la importancia que tiene”, sentencia Gonzalo Alías.