post

IU-La Isla recuerda que los gobiernos municipales son agentes de cambio con obligación de dar a conocer los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de impulsar prácticas y visiones políticas de forma participativa. La Agenda 2030 es una herramienta muy útil para evidenciar prioridades y estrategias de cara a la elaboración de proyectos sociales y económicos para los sectores más vulnerables de la ciudad.

Desde Izquierda Unida se está “expectante” por comprobar cómo López Gil va a lidiar con un proceso, el de la Agenda 2030, cuyo planteamiento implica deshacer la formas y métodos que tiene su sector susanista del PSOE y sus correligionarios de Ciudadanos. “Será interesante comprobar si López Gil también va a intentar impregnar el proyecto de la Agenda 2030 con el lenguaje empresarial que tanto gusta al gobierno de Patricia Cavada. Un lenguaje que va en sentido contrario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y que preconiza acciones y valores a los que el PSOE susanista de Cavada no está acostumbrado”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla propone una campaña informativa “para la que no hace falta ser pioneros ni ubicarnos como referencia en la provincia. Simplemente basta con echar un ojo a cómo lo están haciendo otras ciudades, donde han colocado en sus calles carteles que informan de manera clara y concisa qué es la Agenda 2030 y en qué consisten cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, defiende Alías.

Izquierda Unida igualmente propone que dicha campaña sume y potencie el compromiso de centros educativos, que obligue al sector privado, que elabore espacios reales de participación con la ciudadanía y con el tejido asociativo sin exclusiones, e incluso cooperando con otros municipios, redes y foros. La campaña debe contar con un cronograma que incluya la presentación de proyectos municipales en los que ya se vayan cubriendo algunos de los ODS. Sobre todo para aquellos objetivos que se refieren a lo social, a lo económico, a lo medioambiental y a lo cultural.

Se trata también de seguir la estrategia de la Federación Española de Municipios y Provincias, que indica que los gobiernos locales están situados para la sensibilización, localización e implementación de la Agenda 2030, con una incidencia política colectiva que incluye la conformación de una hoja de ruta compartida.

La guía práctica sobre cómo abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 fue publicada por el Ministerio hace más de dos años. Ya es hora de que el Gobierno Municipal se comprometa de una vez por todas con la tarea de generar un nuevo lenguaje para la participación social que destierre el vocabulario empresarial que tanto gusta al PSOE susanista para gestionar los intereses generales”, sentencia Gonzalo Alías.