Izquierda Unida exige a Cavada que aclare si va a cumplir la Ley andaluza de Museos en La Isla

El próximo 16 de noviembre se celebra el Día Mundial del Flamenco. Esta fecha, que recuerda cómo la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 2010, es cuando el gobierno de Cavada programa actividades en torno a la importancia de Camarón de La Isla. “Ya era hora de programar actividades en días de tanta relevancia para la ciudad como el Día del Flamenco”, valora Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”, que añade que “el ejecutivo local no ha puesto el mismo esfuerzo ni en el Día del Medioambiente, el 5 de junio, ni en el Día de las Bibliotecas, el 24 de octubre, por poner dos ejemplos”.

Sobre esta programación, Alias es tajante con la política cultural de la alcaldesa: “Cavada no está cumpliendo con la Ley de Museos, quizás porque, los llame como los llame, en La Isla no tenemos museos. Sí tenemos centro de interpretación, sí tenemos sala de exposición, pero ambas son categorías inferiores al museo”. A este respecto, Alias es claro: “la Ley andaluza de Museos obliga a que un museo promueva la investigación de sus fondos, organice actividades para que tanto locales como visitantes conozcan lo que tiene y el personal investigador de los museos se pueda poner en contacto. Estos requisitos son la base de las políticas museísticas del gobierno que IU quiere para La Isla. Mientras, Cavada no cumple”.

Sobre esto último, “preguntamos a la alcaldesa si existen planes de colaboración y coordinación con otros museos: si no existen, no tenemos museos en La Isla, una ciudad de casi 100.000 habitantes; si existen, no se ha hecho nada hasta la fecha por poner en valor el legado de Camarón, a casi 30 años de su fallecimiento y a muchísimos más del éxito de su obra”.

Izquierda Unida critica el modelo cultural que Loaiza y Cavada han proyectado sobre Camarón de La Isla, la figura de más repercusión cultural internacional en nuestra ciudad: “el modelo practicado hasta la fecha es un modelo basado en la alta exposición del mito, en el sencillo y directo rédito turístico y en el crecimiento rápido y fácil en torno a una figura de enorme dimensión cultural, aceptando la mercantilización absoluta sobre cualquier elemento que esté relacionado con el mito. Este modelo hace tremendamente difícil incluir manifestaciones culturales distintas y a largo plazo supone un agotamiento progresivo en todos los sentidos: cultural, económico y turístico”.

La alternativa de IU pasa por unos modelos más cercanos a los de Nashville, cuna de Elvis, o Liverpool, casa de los Beatles: “en estas ciudades, se tomó como base figuras de reconocimiento internacional para la creación de distintas escuelas y estudios de grabación y se dotó a los municipios de la infraestructura necesaria para un crecimiento cultural sostenido y con una repercusión mucho más alta, sobre todo para la población autóctona de estas ciudades. El objetivo es mantener o incluso aumentar los efectos turísticos pero esta vez sobre una base cultural sólida, sobre una estructura que proporcione un crecimiento constante, en este caso en torno al flamenco”.

Mientras IU expone con claridad sus ideas, manifiesta su malestar con la oscuridad de Cavada: “aún desconocemos cómo puede considerarse progresista una alcaldesa que no fortalece la Feria del Libro, que cierra museos degradándolos en espacios de exposición, que no cumple ni con la ley de bibliotecas ni con la de museos, que olvida el patrimonio cultural de la ciudad y ni responde por las excavaciones arqueológicas ni por el material encontrado. IU tiene capacidad para gobernar desde la transparencia, la participación y el trabajo en los barrios, por supuesto también desde lo cultural”, sentencia Alias.