post

Izquierda Unida responde a la descafeinada iniciativa del gobierno local de fomentar el uso del autobús. La ejecución de sendas paradas de autobús de bajada y subida en el recinto hospitalario de San Carlos llega tan sólo siete años después del traslado al SAS del hospital. “Veremos si para la foto de la inauguración tardan menos de siete minutos”, ironiza Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Además de este retraso, la formación vaticina que la decisión se queda a medio gas: “Para un gobierno democrático, a cuanta más gente llegue el autobús, mejor. Alargar el recorrido es acertado, pero también hay que bajar el tiempo de espera en todas las paradas. Y esto se consigue con más autobuses en movimiento”, explica Alías.

Este aumento de paradas implica un aumento en el tiempo de recorrido de la línea. Estimamos que los nuevos tramos suman entre 5 y 10 minutos al itinerario. Confiamos en que, a pesar de este aumento, el Consorcio mantenga el derecho al descanso entre rutas de la plantilla. De todos modos, ni esta entidad ni el ayuntamiento han aclarado nada más, así que tememos que el servicio disminuya”, señala Alías.

Con todo, lo que más asombra del anuncio de Cavada es que subraye las nuevas plazas para vehículos privados. Alías refiere que “poca gente cree que el bipartito luche por lo público, como aumentar el transporte público. En lugar de promocionarlo entre quienes lo usan con fines médicos, la alcaldesa busca que vengan en sus propios vehículos”. Muestra de ello también es que la parada se promociona para la línea de Cádiz; sin embargo, no se plantea que el personal o las y los pacientes de otros términos municipales puedan hacer uso de dichas paradas.

No es la primera vez que Cavada ignora los problemas del transporte privado. El próximo mes de septiembre, el tráfico entre Cádiz y La Isla se verá afectado, como en primavera, por las obras en el entorno del Río Arillo. “Como entonces, el gobierno local se calla ante el Consorcio. La propuesta de IU es la misma: aumentar la flota de autobuses reduciendo la frecuencia. La dejadez del bipartito provocará otra vez atascos interminables en la CA-33, aún peores en horas punta. Urge que Cavada exija convocatoria inmediata del Consorcio Metropolitano”, apunta Alías.

En cuanto al silencio del concejal de Movilidad y Transporte, Francisco Posada, de Ciudadanos, Alías opina que “nos estamos acostumbrando a que la formación naranja esté más arrimada al PSOE que a la ciudadanía a la que sirve. Posada ha perdido otra posibilidad de distinguirse elaborando políticas de participación en torno al autobús interurbano”. 

Izquierda Unida plantea una Mesa de Movilidad “para que el gobierno local escuche activamente las necesidades de transporte, entre otras, y desarrolle los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 al respecto. Mientras PSOE y Cs los ignoran, aquí hay una fuerza de oposición dispuesta a trabajarlos por La Isla”, concluye Alías.