post

Tras la presentación del nuevo proyecto del gobierno local en el espacio de la Magdalena, y tras conocer que perdemos una feria en favor de una verbena, IU-La Isla pregunta por la nueva ubicación del mercadillo tradicional.

Izquierda Unida denuncia que el proyecto que en su día planteó Fernando López Gil y que ahora traduce Patricia Cavada en favor personal sin un proceso de participación ciudadana, olvidó en su presentación dónde pretende ubicar al mercadillo que se realiza en el espacio de la Magdalena.

Las políticas de corte tradicional olvidan la necesidad de participación de todos los actores que componen la ciudad”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla también denunció que se limitara el número de casetas para la Feria del Carmen y de la Sal. Una Feria que llegó a tener hasta 92 casetas y que hoy la Alcaldesa establece, sin proceso participativo, que sean 37 el número máximo de casetas. Ahora Izquierda Unida vuelve a reclamar espacios participativos y de consenso con los comerciantes del mercadillo para acordar su ubicación definitiva, no transitoria, una vez comiencen las obras.

IU-La Isla defiende que se proponga a los comerciantes del mercadillo un espacio urbanizado, de cómodo acceso tanto para comerciantes como para la ciudadanía que acude a realizar sus compras.

Somos una fuerza política que defiende como modelo económico tradicional el valor del comercio local que junto a los mercadillos han estructurado el modelo de pueblos y ciudades por toda Andalucía. Es un valor de crecimiento al que hay que darle voz y estabilidad”, defiende Gonzalo Alías.

Izquierda Unida recuerda el fracaso de las multinacionales, a las que tanto gusta Cavada, que cuando pierden su margen de beneficio se marchan de la localidad, mientras que el comercio local y los mercadillos resisten y crean identidad en las ciudades y pueblos.

IU-La Isla solicita la ordenación urbanística para la nueva ubicación del mercadillo, entendiendo que de la misma manera que solicitan el urbanismo para las calles comerciales, se debería de tener la misma atención con esta forma de comercio tradicional.

Proponemos la construcción de un espacio verde, amplio, con arboleda, con soporte de sombras rígidas y semi-rígidas, con bancos, papeleras, puntos de recogida de embalajes propios para un buen uso del espacio y con un suelo firme. Defendemos la participación de la Asociación del Comercio Local en el marco de colaboración para conseguir que nuestra ciudad recupere el comercio tradicional y seamos referente en la Bahía“, asegura Alías.

Para Izquierda Unida la apuesta que hace el gobierno local por las grandes superficies ahogan al comercio local y, por ello, la administración pública debe velar por lo local frente al impulso que se le está dando a esas grandes superficies.

Es de interés público conocer dónde piensa el Gobierno Local ubicar el mercadillo en próximas fechas, cómo piensa atender la urbanización del espacio público. Y si va a optar por un espacio temporal, que determine claramente por cuánto tiempo. Lo ideal es que la decisión sea consensuada con los comerciantes del mercadillo y que la ubicación sea definitiva para no generar más incertidumbre al sector“, sentencia Gonzalo Alías. 

IU-La Isla no está de acuerdo en las formas ni en las cantidades con las que este gobierno atiende, no solo al comercio tradicional, sino a las ventas ambulantes. Por este motivo, Izquierda Unida insta al gobierno municipal a ser diligente a la hora de poner en marcha iniciativas para reactivar el deterioro económico provocado por la crisis económica de la pandemia.