post

Al final del mandato anterior, Izquierda Unida preguntó a la Alcaldesa y al Presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos “Isla de León” por la gestión de las pistas deportivas, así como del uso y mantenimiento de dichos espacios públicos. El motivo era la escasa y dispersa información que se tenía sobre ellas.

La propia Federación reconoció a Izquierda Unida que solo estaba registrada una pista deportiva y, al parecer, existían veinticuatro en nuestra ciudad por entonces. Izquierda Unida tuvo noticias por parte de usuarios de que incluso el dinero de la recaudación por alquiler de las pistas deportivas se destinaban a usos diferentes al propio mantenimiento de dichos espacios públicos. La Federación informó a IU-La Isla que dicha información era cierta y que muchas pistas deportivas no estaban registradas, no existía un reglamento de uso y gestión en el que se estableciera su mantenimiento, alquiler para usuarios, formas de cobro y control contable.

Entendemos que los espacios públicos de la ciudad, construidos con dinero público, no pueden situarse en ese limbo de alegalidad”, afirma Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

La Federación trasladó a Izquierda Unida que, sobre este tema, estaba en marcha un acuerdo de colaboración con el Gobierno de la ciudad. Han pasado varios años e IU-La Isla pregunta por ese acuerdo. “Pasa el tiempo y se puede concluir que esa propuesta de colaboración era un parche para eludir la necesidad de desarrollar un Reglamento de Uso y Gestión de Espacios Deportivos de la ciudad. Queremos recordar que existe en nuestra ciudad la necesidad de regular estos espacios deportivos para promocionar y garantizar la transparencia y el mantenimiento de las pistas”, asegura Gonzalo Alías.

Por ello, Izquierda Unida solicita información sobre el acuerdo de colaboración entre el Gobierno y la Federación de Asociaciones de Vecinos, así como del borrador de Reglamento de Usos y Gestión de las Pistas Deportivas de nuestra ciudad. “Volvemos a lanzar una propuesta sensata y factible que defiende fomentar y facilitar el uso de estos espacios de manera transparente, participada y sostenible“, sentencia Alías.