post

Izquierda Unida advierte que en las actas de los últimos plenos se reconoce la imposibilidad de transcribir cada vez más intervenciones debido a los problemas de sonido. En el último Pleno ordinario no fueron pocas las interrupciones debido a problemas técnicos que impidieron el normal desarrollo de los debates y las votaciones.

Ahora, aún con más motivos, volvemos a insistir por enésima vez la necesidad de tener un Reglamento Orgánico Municipal actualizado, que recoja normas concisas sobre las herramientas de retransmisión y las pautas de las intervenciones cuando se deban convocar plenos no presenciales“, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Para IU-La Isla, si la situación de emergencia lleva a la necesidad de realizar Plenos no presenciales, éstos se deben desarrollar con la máxima calidad posible, “hecho que no sucede con el actual sistema, dándose situaciones bochornosas como conversaciones de fondo, fallos continuos de imagen y sonido, y comentarios que desvirtúan los debates sobre temas importantes“, asegura Alías.

Izquierda Unida propone que, mientras no se encuentre un sistema que garantice una retransmisión medianamente decente de los Plenos virtuales, se vuelva al método presencial. “Si los docentes y el personal sanitario están al pie del cañón cada día, a los miembros de la corporación no les supondría mucho esfuerzo convocar los plenos ordinarios en alguna de las salas del Centro de Congreso que asegure la distancia de seguridad y la continuidad de los debates, eliminando así los problemas de transcripción que recogen las últimas actas“, sentencia Alías.

Por todo ello, IU-La Isla exige al Gobierno municipal que analice el desarrollo de los últimos plenos, que tome nota de los errores y que consensúe con los grupos municipales y los técnicos las soluciones pertinentes para que La Isla tenga los Plenos que merece. “Aunque poco podemos esperar de quienes se sienten a gusto con un Reglamento Orgánico de hace 20 años, de la época de Antonio Moreno, que aún viene expresado en pesetas“, concluye Alías.