post

Izquierda Unida propone al gobierno local que estudie modificaciones en las actuales Ordenanzas Fiscales para dotar a la ciudad de capacidad de respuesta de cara a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 cuyo reto principal es acabar con la pobreza  y poder centrar el desarrollo de políticas de empleo en la ciudad.

Para Izquierda Unida el actual mandato y los siguientes deben orientarse a ir más allá de cubrir las necesidades presentes, abriendo el camino para consensuar de forma participada las herramientas progresistas necesarias para no defraudar a las siguientes generaciones.

La Agenda 2030 mandata la construcción de ciudades amables y sostenibles, por ello se debe dejar atrás la política del parcheo y de ir a remolque de los acontecimientos. Hay que superar esta dinámica y cubrir al máximo los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, defiende Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida propone modificaciones en las Ordenanzas Fiscales para encarar dichos objetivos, incidir en el Impuesto de Actividades Económicas que solo afecta a las empresas que facturan más de un millón de euros al año (y, por tanto, no afecta al comercio local) para obligar a las multinacionales a que aporten por la vía impositiva a la recuperación económica de la ciudad.

IU-La Isla también solicita la revisión de todos los accesos a parkings subterráneos o de servicio en coche de las franquicias de comida rápida, así como de los supermercados y grandes empresas, para la revisión de los pertinentes vados que permiten el desarrollo de esas actividades. “Si el pago de un vado es de obligado cumplimiento para cualquier persona, hay que garantizar que esa obligación también recaiga en las grandes empresas y franquicias”, afirma Gonzalo Alías.

En esta misma línea IU-La Isla apunta a los cajeros automáticos de las entidades financieras situadas fuera de sus instalaciones propias. Se trata de ocupación de vía pública y habría que revisar el pago por ocupación de vía pública, al igual que se hace con las mesas de la hostelería local. “Los bancos deben aportar más“, sostiene el Coordinador de Izquierda Unida. 

IU-La Isla también propone un proyecto de urbanismo verde y sostenible, con rebajas fiscales para aquellas viviendas o bloques de vecinos que trabajen en sus jardines. “Hablamos de lo que muchos conocen como jardines colgantes; son zonas verdes que cuesta dinero mantener y, por tanto, una ayuda sería a través de rebajas fiscales en el IBI y un marco de trabajo con la municipalización del contrato de Parques y Jardines”, expone Gonzalo Alías.

Izquierda Unida no comparte las últimas propuestas en materia fiscal del Gobierno local porque repite modelos que considera caducos. “Las multinacionales no pueden campar libremente mientras la ciudadanía cumple por encima de sus propias posibilidades”, sentencia Gonzalo Alías.

IU-La Isla, en definitiva, entiende que sus propuestas pueden servir para mejorar la “sintonía fiscal” en la ciudad y en el marco constitucional de la distribución de las riquezas.