post

Izquierda Unida comprende que para gobernar cualquier espacio se necesita asesoramiento y más una ciudad tan grande como la nuestra.

Por eso se insiste tanto en la propuesta de desarrollar herramientas que sirvan para llevar a cabo políticas públicas y fiscalizadas, así como la cogobernanza con los distintos agentes sociales, sindicales, del comercio, de la cultura, etcétera. 

IU-La Isla recuerda que en los distintos espacios públicos de la ciudad, como centros escolares, espacios deportivos, centros sociales o laborales, surgen problemas que necesitan una intervención directa, pero se precisa para ello datos e indicadores concretos a cada situación, porque no siempre los datos generales son válidos para lo local.

Por este motivo, Izquierda Unida propone al Gobierno Municipal crear una asesoría multidisciplinar pública que posibilite la resolución de conflictos,  o dé pautas para desarrollar una ciudad amable, verde, en la erradicación de la violencia, en la búsqueda de empleo, etcétera. Se contaría con un equipo compuesto por personas expertas en diferentes disciplinas que permitan conocer los datos más cercanos a la ciudad.

No serían asesores políticos, ni una apuesta tecnócrata para la ciudad, ya que las políticas públicas son propuestas y desarrollos de cogobernanza en el marco de la Democracia Participativa.  

Una asesoría multidisciplinar integrada por personas formadas en sociología, enfermería, pedagogía, psicología, economía, Historia, etcétera. Que puedan desarrollar estudios concretos para situaciones problemáticas concretas de la ciudad, y que orienten para solucionar los espacios de conflicto social”, afirma Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida describe que el objetivo de esta asesoría multidisciplinar es  facilitar el trabajo de interpretación social que, por  falta de personal, los funcionarios no son capaces de cubrir y, por tanto, se mantienen los problemas sin poder hallar soluciones. Otra tarea podría ser la realización de, por ejemplo, estudios sobre necesidades de los distintos centros escolares, seguimiento a la violencia de género, situación de los barrios vulnerables,…

Sin ir más lejos, los problemas con los que se encuentra la juventud de La Isla necesitan estudiarse desde lo personal a lo global, ya que a veces se detectan problemas a los que la administración local llega demasiado tarde. Defendemos, por otro lado, que la disciplina de enfermería podría facilitar formación al profesorado respecto a primeros auxilios, o mantener una comunicación permanente y de atención directa incluso para situaciones de gravedad, permitiendo una intervención antes de la llegada de los equipos de emergencia. Son muchas las necesidades concretas que precisan estudios específicos, y el Ayuntamiento debe desarrollar políticas para ayudar a nuestra gente”, asegura Gonzalo Alías.

Izquierda Unida defiende también que esta asesoría podría dar soluciones a la violencia de género, donde no solo se puede justificar la acción política a charlas informativas, sino con políticas de intervención social en el conflicto; y para ello se necesita estudiar y conocer la sociedad de nuestro municipio. El debate no está en una o dos psicólogas (hacen falta más), sino desde el conocimiento, desde los datos, identificar las necesidades y herramientas concretas. “Por eso el Plan de Igualdad de Cavada no ha funcionado, porque no contaba con estudios locales y partía desde un presupuesto economicista y no social. No van más allá del llamado coaching que tanto gusta a Conrado Rodriguez”, sentencia Alías.