IU-La Isla pide que se siga el ejemplo de Conil para salvar la situación de la Ayuda a Domicilio


IU-La Isla mantuvo una reunión con la sociedad municipal de Conil (ROSAM) para conocer de primera mano el proceso que está asegurando la gestión del servicio público de Ayuda a Domicilio en dicha localidad. Ante la noticia de la prórroga del contrato del servicio de Ayuda a Domicilio en La Isla que ha provocado el descontento de la plantilla, Izquierda Unida evidencia que la fórmula, propia de los años 90, de privatizar la gestión de los servicios públicos no garantiza los derechos laborales, y esto repercute en la calidad del servicio a la ciudadanía.

El propio gerente de ROSAM, José Manuel Amaya, confirmó a IU-La Isla que el proceso de municipalización es perfectamente posible porque «solo es cuestión de tener voluntad política«, y que el caso de Conil es un ejemplo claro de cómo la recuperación del servicio de Ayuda a Domicilio ha contribuido a, entre otras cosas, estabilizar la situación de una plantilla que estaba muy descontenta con la gestión privada, tal y como sucede actualmente en La Isla.

«El caso de Conil, donde gobierna Izquierda Unida, ha demostrado que la gestión municipal es la mejor opción a la hora de gestionar servicios públicos, máxime cuando se tratan de servicios tan esenciales como la Ayuda a Domicilio«, sostiene Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista «Pepe Casado».

La experiencia en Conil ha estabilizado laboralmente a la plantilla subrogada y está permitiendo una mejor atención a las personas que precisan de estos servicios. Además, se está progresando en la elaboración colectiva de la denominada «bolsa de horas» con la que garantizar la máxima atención a la ciudadanía, así como en la implantación de nuevas tecnologías que ayuden a la plantilla a sentirse en todo momento respaldada por la sociedad municipal, garantizando también todo el equipo necesario para desarrollar con seguridad y dignidad su labor.

«Pedimos al gobierno local que apruebe la creación de una comisión para estudiar la municipalización del servicio. No hace falta ser pioneros ni ser referencia, como le gusta decir a la Alcaldesa, sino simplemente estudiar y adaptar los mecanismos que aseguran los derechos laborales y la calidad del servicio sin tener que poner la gestión en manos privadas. En Conil Izquierda Unida ha demostrado que esto es posible, y animamos a conocer su ejemplo, pues es el procedimiento que llevaremos a cabo cuando la ciudadanía nos dé la fuerza necesaria para gobernar el próximo año«, asegura Alías.

En la reunión se tomaron notas de las necesidades, de los informes jurídicos de intervención, así como la aplicación de la Ley de Contratación sirviendo como guía a todo el procedimiento. “Tenemos claro que nuestra propuesta de gestión de los servicios públicos a través de una sociedad mercantil mejoraría, no solo la empleabilidad, sino la calidad del servicio a la ciudadanía”, afirma Gonzalo Alías.

Actualmente la ley permite que sea una Sociedad Mercantil pública la encargada de recuperar para el municipio la gestión de los servicios públicos locales. “Con esta fórmula no solo ahorramos dinero a la ciudadanía, sino que dicho ahorro podría dirigirse a mejorar las condiciones del servicio. Frente al beneficio económico que persigue toda empresa privada, desde el Ayuntamiento se debe velar por el beneficio social por encima de todo«, sentencia Alías.

De esta manera Izquierda Unida continúa con un proceso de reuniones en distintos municipios donde se demuestra que la gestión pública de los servicios municipales es aplicable en La Isla. Estas experiencias servirán como aportaciones para seguir construyendo el Frente Amplio auspiciado por Yolanda Díaz, que será de «obediencia cañaílla» y que tiene en la plataforma ciudadana «Entre Iguales» su espacio de participación.