post

Ayuntamientos de otras localidades ya han anunciado que no habrá cabalgatas de Reyes Magos y que realizarán actividades infantiles alternativas en los distintos barrios, como hace unos días se anunció en Jerez.

La Isla ha presentado unos datos poco alentadores en cuanto contagios, desempleos y cierre de muchos comercios locales. Por este motivo, Izquierda Unida muestra la máxima preocupación por el ritmo de la ciudad y pregunta a Cavada qué piensa hacer en el periodo navideño.

IU-La Isla ya señaló hace meses su preocupación por la campaña de “ningún niño sin juguetes”, sobre la que aún no se conoce ninguna negociación. Se desconoce si el bipartito piensa dinamizar de alguna manera actividades para la Navidad. Se presenta una oportunidad para no centralizarlo todo en la Plaza del Rey y tener en cuenta a los barrios periféricos. Y de realizarse, se deben precisar las medidas para controlar dichas actividades, así como una memoria económica de inversión para superar esta segunda oleada que permita a nuestra economía local resistir.

Desde el comienzo de la pandemia IU-La Isla viene demandando que son momentos para adelantarse a los problemas y no esperar a que otra Administración venga a resolverlos.

“La campaña de Navidad es de vital importancia para nuestro comercio local, es necesario demostrar que el Ayuntamiento está a la altura de lo que demanda estos difíciles momentos”, advierte Gonzalo Alías, Coordinador de IU-La Isla y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida demanda atención a los indicadores sociales y económicos que nos indican una caída de la economía general en todo el territorio español.

“El modelo de Cavada sigue instalado en el de las inauguraciones inoportunas. Mejorar la ciudad no pasa solo por fotos propagandísticas, existe una necesidad de remontar esta crisis y diseñar un proyecto con herramientas sociales que permitan trabajar un modelo productivo con capacidad para adelantarnos a distintos escenarios. No se puede actuar como si no hubiese pandemia”, asegura Gonzalo Alías.

IU-La Isla recuerda que “desde el minuto uno” pidió apoyo al comercio de nuestra ciudad. “Fuimos los primeros en hacer propuestas para aliviar la carga de la crisis a nuestros autónomos a través de la modificación del presupuesto municipal, ordenanzas fiscales, uso del remanente de tesorería, apoyo económico al comercio y al autónomo, así como ayudas al alquiler de locales, etcétera. Esta pandemia obliga a abandonar fórmulas del siglo pasado y exige la construcción colectiva de nuevas herramientas para hacer frente a los retos económicos y sociales de La Isla”, sentencia Alías.