post

Hace un año Izquierda Unida solicitaba una ordenanza municipal de artes escénicas que diera certidumbre al sector de la cultura y sirviera como impulso para avanzar en otros temas como el plan de bibliotecas. Es urgente atender la demanda de un sector especialmente dañado con la crisis del Covid, y que sigue teniendo una dificultad estructurada añadida dada la propia dinámica de los distintos ámbitos culturales.

Tras 6 años de gobierno de Cavada en el que la cultura no se ha escapado del olvido, el “parcheo” y la improvisación, sale la noticia de que su compañera de partido, Araceli Maese, apoya una iniciativa Legislativa Popular en defensa de una Ley Andaluza de la Cultura. “Aplaudimos y apoyamos la iniciativa, pero se trata de otra evidencia de la desconexión y el desinterés que este sector despierta en el Gobierno de Cavada, incapaz de proponer una ordenanza municipal que impulse el gran valor cultural que posee La Isla”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Precisamente la misma propuesta que hizo Izquierda Unida hace un año coincide con la esencia de la propuesta de Ley Andaluza de la Cultura, con la fortaleza y la identidad de una ordenanza municipal que establezca y regule para la realidad municipal los derechos culturales de la ciudadanía, dando así seguridad jurídica a los profesionales y a las iniciativas de La Isla.

Una vez más nos encontramos al PSOE de Cavada usando el discurso de los trileros: defiende una iniciativa y a la vez le da la espalda. Ejemplo de esto lo tenemos con la situación actual de las y los trabajadores del Teatro de las Cortes y su cierre”, afirma Gonzalo Alías.

Izquierda Unida vuelve a recordar que las Ordenanzas Municipales también son útiles para proteger y promover la Cultura Isleña, planteando a medio plazo una solución para la situación actual por la que pasan los servicios públicos del Teatro Las Cortes: constitución de una empresa mercantil pública.

IU-La Isla también planteó la necesidad de tener como gobierno local instrumentos propios de gestión política, y por ello propuso una empresa de Turismo local que tuviera relación directa con el sector cultural. “Izquierda Unida apuesta por empresas públicas para desarrollar la acción política, hecho que se puede comprobar en las distintas alcaldías de la provincia donde se garantizan los servicios públicos de forma cercana y participativa”, propone Gonzalo Alías.

La Cultura desde la institución no es un negocio, es un derecho ciudadano y por tanto, un gobierno comprometido con el sector debe darle participación y certidumbre. Izquierda Unida también presentó una proyecto ambicioso de “Semana Grande por la Cultura” para impulsar y fortalecer la propia cultura isleña, incluyendo la denostada Feria del Libro.

El compromiso cultural no se justifica apareciendo como invitada en la presentación de un libro o de un acto flamenco. Para una ciudad que roza los cien mil habitantes, no se aprecia una planificación en lo que concierne a dicho sector”, sentencia Alías.

IU-La Isla recuerda que se sigue incumpliendo la Ley de Bibliotecas y seguimos sin tener un plan de fomento de la lectura. Izquierda Unida, como segunda fuerza política en la provincia, sigue comprometida con el cambio que la realidad política local precisa y seguirá trabajando y aportando iniciativas para que la ciudad tome un nuevo rumbo.