IU-La Isla lamenta que la transformación de los espacios públicos carezca de procesos participativos

El gobierno municipal presentó su proyecto de zona verde y de ocio en el entorno de Fadricas II y La Casería sin hacer partícipe al movimiento vecinal de la zona que durante años lo venía demandando, incluso ocultándoselo a pesar de haber mantenido encuentros recientes. Este modus operandi es el habitual en un gobierno municipal que ha tomado la ciudad como un recurso empresarial privado que gestiona sin atender propuestas ni facilitar más información que la que les interesa.

Hace unos días se presentó otro magnífico diseño gráfico, esta vez para el Parque Sacramento. Y una vez más, sin un proceso participativo abierto y transparente que permitiese recoger las opiniones de la ciudadanía que vive en esa zona. La propuesta que ha presentado Patricia Cavada incide en un modelo tradicional de parques de los años 90 donde las áreas de juegos son marginales.

Un parque es algo más que cuatro aparatos aunque estén tematizados. La propuesta de parque debe venir de la mano de herramientas de participación ciudadana, un plan director de arboleda, un manual de buenas prácticas para la infancia, un plan de juego en el espacio público, una mirada de integración y accesibilidad“, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Para Izquierda Unida, el diseño de un parque determina la visión de conjunto que se tiene para la ciudad. “Vemos el trato a la arboleda que sufre excesos de poda muy criticadas por la ciudadanía. Este trato a la arboleda condiciona la salud medioambiental y social y define el modelo de parques del gobierno de Cavada“, afirma Alías.

IU-La Isla considera que se sigue desaprovechando la oportunidad para desarrollar la integración del parque en lo urbano y los barrios en el propio parque. Es lo que se conoce como “urbanismo táctico”, aprovechando las calles paralelas y marcando el camino para la integración en una vía verde uniendo los parques de Sacramento, Barrero y el conocido como “de los patos”.

Izquierda Unida defiende el desarrollo de la permacultura, ya planteado en las grandes urbes, que construye espacios inclusivos que consagran la participación de la ciudadanía a través del movimiento vecinal.

Izquierda Unida trasladó a lo largo de este año distintas propuestas con ese afán y deber participativo. Entre estas iniciativas están la “Semana grande para la Cultura”, “Arte-libre”,  “3000 Festival (patrimonio histórico)”, Festival de cine de Derechos Humanos, así como la recuperación del Festival de La Isla del Blues que este año se tuvo que marchar a Jerez. También potenciar el mundo del flamenco desde un contexto cultural e histórico que lo sitúe en la vanguardia junto al resto de las artes escénicas; en este sentido, IU-La Isla propuso una ordenanza específica para dicho sector.

Gobernar es mandar obedeciendo. Hay que abrir procesos que faciliten la participación. Solo así se puede abordar un plan de futuro para La Isla”, sentencia Alías.