post

Actualmente se está desarrollando la nueva plica para el servicio de abastecimiento de agua en La Isla y para Izquierda Unida es un buen momento para construir ciudades progresistas del siglo XXI, estudiando el ejemplo de las cooperativas energéticas municipales en grandes ciudades.

En nuestro entorno ya hay localidades que están mejorando el servicio de agua desde políticas públicas, como en Medina Sidonia o en Chiclana, a través de empresas municipales. Grandes capitales andaluzas como Cádiz, Sevilla o Córdoba también se suman a este modelo.

IU-La Isla defiende que la gestión directa procura una mejor atención social, sin propaganda privada y con mayor transparencia. Por ello, insisten en desarrollar el Observatorio del Agua como herramienta de trabajo colectivo que forme parte de la Democracia Participativa.

Nuestra propuesta es construir una empresa pública con carácter y fuerte, valedora de grandes servicios y como herramienta clave para comenzar los trabajos para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida recuerda que la actual plantilla del servicio de agua y alcantarillado no pierden derechos laborales al pasar a la empresa pública, mejorando en todo caso su situación contractual: garantía para un mayor número de contratos fijos, mejoras en el convenio colectivo y, sobre todo, asegurar un buen servicio de abastecimiento de agua a la ciudadanía.

Aún estamos a tiempo. Con los presupuestos del 2022 podrían llevar un acuerdo plenario para avanzar hacia ciudades modernas que frene el modelo caduco que defiende, entre otros, López Gil”, afirma Gonzalo Alías.

Izquierda Unida insta al PSOE a que abran el debate de lo público en el marco del acuerdo de gobierno progresista, “que pregunte Cavada a su compañero  Juan Espadas“, para trasladar las iniciativas de municipalización a La Isla.

No podemos seguir construyendo ciudad donde la derecha se siente cómoda con las privatizaciones de los servicios públicos. Tenemos que avanzar a modelos de ciudades del marco europeo como París”,  afirma Alías.

Izquierda Unida insiste que el camino no es solo el servicio de abastecimiento de agua, pues también hay que considerar el transporte, la limpieza y recogida de residuos, parques y jardines, zona azul, piscinas, cultura, cementerio, etcétera.

Actualmente las empresas públicas están apostando por incorporar el mercado de la energía, la soberanía energética, desde fórmulas municipales y de  Cooperativas. Ahí está Sevilla con EMASESA, en Palma con EMAYA, la Mancomunidad de municipios de Pamplona, y otros muchos que ya vienen construyendo el camino hacia el objetivo de Energía Limpia a través del acuerdo de la Unión Europea del 2015“, informa el Coordinador de IU.

Según IU-La Isla, las “políticas del parcheo” lastran el crecimiento de la posibilidad y anula sus posibilidades. “Proponemos una reforma de ESISA para que asuma la gestión municipal de los servicios actualmente externalizados, siendo el abastecimiento de agua una prioridad”, sentencia Gonzalo Alías.