IU-La Isla expuso su modelo económico para la ciudad a la Federación de Asociaciones y Vecinos «Esteros y Salinas»


Izquierda Unida sigue la ronda de encuentros con colectivos para explicar la alternativa que defienden para La Isla, tomando la democracia participativa como herramienta clave para superar el actual modelo conservador de parcheo e improvisación.

Se habló de la situación contractual de las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio, así como las demandas que las han llevado a concentrarse frente al Ayuntamiento. Izquierda Unida tiene claro que la visión mercantilista que defiende Conrado Rodriguez no es la más apropiada cuando tienes la responsabilidad de gestionar el interés general.

Por este motivo, IU-La Isla asegura que un servicio como el de Ayuda a Domicilio debe partir sobre las necesidades reales que se deben cubrir en la ciudad. «En primer lugar hay que determinar cuántas personas en La Isla están en situación de dependencia, cuántas precisan recibir el servicio de Ayuda a Domicilio. Un servicio que tiene una gran importancia, muy feminizado y en una situación de precariedad por los incumplimientos de la empresa.  Las políticas de los cuidados y, sobre todo, la conciliación familiar, deben gestionarse y garantizarse directamente«, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU.

Para IU-La Isla el feminismo no es una cuestión de etiquetas, sino de compromiso, propuestas y proyectos sobre la mesa para corregir las desigualdades que se detecten.

«Nuestro compromiso pasa por la municipalización en la gestión de los servicios públicos. En el caso de la Ayuda a Domicilio, el proceso se podría realizar en menos de un año. Es una cuestión de voluntad política y Patricia Cavada no está por la labor ni siquiera de sentarse a estudiar esta posibilidad que está dando buenos resultados en Ayuntamientos donde gobierna su propio partido«, lamenta Alías, referente político de IU para el Frente Amplio por La Isla.

IU-La Isla considera razonable la lucha de las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio respecto a las 35 horas. Hoy día incluso empresas privadas están orientando la conciliación en el marco de las 35 horas, siendo habitual en países como Francia. En España se trata de una demanda histórica de Izquierda Unida desde los tiempos de Julio Anguita, y actualmente está el Ministerio de Trabajo avanzando en esa dirección.

En la reunión se intercambiaron reflexiones sobre los informes necesarios, tanto jurídicos como financieros. IU-La Isla recordó que el saneamiento económico del que hoy dispone el Ayuntamiento son gracias a las ayudas del Gobierno central para superar la actual crisis postcovid, y del fin de las obligaciones impuestas por el Plan de Ajuste del PP.

«Estamos ante una buena oportunidad para afrontar un cambio productivo en la ciudad. Un cambio que contribuya a la capacidad de ahorro de las familias isleñas que peor lo están pasando. Y hay que empezar por poner en los bolsillos de la ciudadanía el margen de beneficio que hoy día se están llevando  empresas alemanas y francesas que manejan de forma cuestionable los contratos públicos de La Isla«, asegura Gonzalo Alías.

Izquierda Unida expuso su defensa en el cumplimiento del artículo 129.2 de la Constitución Española sobre promover diversas formas de participación en las empresas y fomentar las sociedades cooperativas. IU-La Isla recordó su proyecto de cooperativas, así como el debate abierto hace unos meses en el seno del Frente Amplio sobre la Democracia Económica Local. De esta forma, el proyecto de IU-La Isla encaja con la línea marcada por Yolanda Díaz en el Ministerio de Trabajo. «Se trata de transformar desde lo local el nuevo marco de relaciones laborales. Proponemos, por tanto, un modelo de ciudad con un desarrollo económico propio y distintivo. Cavada mantiene el mismo modelo desde Antonio Moreno con la privatización de los servicios públicos y beneficiando a las multinacionales. Desde Izquierda Unida vamos a aportar propuestas realizables para recuperar nuestra ciudad”, sentencia Alías.

Izquierda Unida expuso a la Federación «Esteros y Salinas» las posibilidades que existen para que ESISA pueda ser una empresa pública potente para nuestra ciudad, con capacidad de gestión de los servicios públicos más allá de la vivienda. La Isla puede, y debe, tener una empresa pública que sea un potente motor económico y de empleo.

Izquierda Unida sigue avanzando en sumar por La Isla en la dirección del proyecto de Yolanda Díaz; un proyecto que está captando el interés de la ciudadanía y de colectivos que quieren participar en el proceso de construcción de la alternativa que la ciudad necesita.