IU-La Isla expone a la Federación de AAVV Esteros y Salinas sus propuestas sociales


Izquierda Unida continúa exponiendo sus propuestas al movimiento vecinal. En esta ocasión la reunión se mantuvo con las personas responsables de asuntos sociales de la Federación de AAVV Esteros y Salinas, Juan Manuel Sánchez Busto y Nieves Infante. En esta reunión se explicó que el actual modelo de políticas sociales no va a la raíz de los problemas que tienen los sectores más necesitados de la ciudad.

«La accesibilidad, por ejemplo, no solo se corrige con obras puntuales, sino con una visión conjunta y completa que estudie, detecte y solucione de manera global un problema que afecta al recorrido de la ciudad, y que le roba a las personas con movilidad reducida el derecho a pasear por La Isla sin dificultades«, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista «Pepe Casado».

Juan Manuel Sánchez expuso las necesidades más cercanas que aborda desde su propia asociación vecinal, la existencia de una situación de urgencia social que no es de ahora. En este sentido, Izquierda Unida expone que «nuestra propuesta es que el movimiento vecinal tenga cauce directo con el gobierno municipal, sin necesidad de intermediaciones partidistas que no llegan más allá de las redes sociales. Los partidos políticos deben exponer al movimiento vecinal qué modelo de ciudad defienden, y cuáles son las propuestas concretas y factibles que van a desempeñar para devolver a la ciudadanía los cauces de participación directa, y cómo plantean el debate de construcción de dichos cauces«, defiende Alías.

Para IU-La Isla, una ciudad con casi cien mil habitantes y más de ochenta millones de euros de presupuesto, no merece un modelo anclado en ayudas puntuales y subvenciones: es necesaria una planificación transversal entre varias áreas del Ayuntamiento.

La reunión permitió plantear la situación de las políticas de los cuidados y la ayuda a domicilio. También se habló del Centro de Asesoramiento y Mediación en violencia de género, los alquileres sociales, el desempeño de la empresa pública ESISA, así como de planes enfocados a las personas mayores y la accesibilidad.

Izquierda Unida expuso su propuesta de «Ciudad educadora e inclusiva» para La Isla. «Actualmente el gobierno municipal está instaurando un modelo en el que la ciudadanía son meros consumidores. Esto es excluyente para los sectores más necesitados y en situación de exclusión social. Las políticas actuales no abordan la raíz de los problemas, de ahí que persistan problemas de accesibilidad, de participación ciudadana, de mantenimiento de espacios urbanos, etcétera. Debemos construir una ciudad  entre iguales, porque La Isla posee unas posibilidades magníficas y factibles para ello», sentencia Alías.

La reunión también sirvió para hablar de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible como el de la «pobreza y hambre cero», salud y bienestar, agua y saneamiento, o la energía asequible.

Desde el área de bienestar social de la Federación se planteó la necesidad de agilizar más los trámites administrativos del Ayuntamiento y de ESISA, la falta de personal, y las dificultades a los que se enfrenta la ciudadanía para gestionar sus derechos en el municipio.

IU-La Isla expuso la necesidad de trazar una estrategia de ecosistemas vecinales y de dinamización de las barriadas mediante proyectos formativos y desarrollo social.

Por último, Izquierda Unida dejó claro que bajo ninguna circunstancia va a blanquear políticas de extrema derecha porque su fin último es usar las necesidades de las clases más necesitadas para blindar modelos desiguales, insolidarios y xenófobos al servicio de unos pocos. En este sentido, defienden la agenda y métodos propuestos por Yolanda Díaz para construir una alternativa política que, en el caso de La Isla, sirva para cambiar el rumbo de una ciudad que no sale del parcheo.