IU-La Isla exige el informe económico preceptivo que justifique la modificación de las Ordenanzas Fiscales


«No sabemos nada del informe económico que debe acompañar a la propuesta de modificación de las ordenanzas fiscales, pero sí sabemos que los bancos pagan por sus cajeros en la calle solo 1,40 euros al día«, denuncia Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista «Pepe Casado».

Izquierda Unida advierte que se mantiene la subida del agua sobre su máximo. «El andalucista Fran Romero ahora se queja del pago de este máximo a pesar de haber estado más de 15 años en el gobierno municipal sin haber hecho absolutamente nada por corregir lo que ahora aparenta preocuparle«, indica Alías.

Los pagos por las tasas de Servicio de Transferencia y Tratamiento, el beneficio a las empresas que factura más de un millón de euros, el incremento del IBI, las entidades financieras que facturen igual o más de un millón de euros en la línea de mantener las exenciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE),…  Precisamente los sectores que más deberían aportar a la progresividad fiscal son los que salen beneficiados de esta propuesta de modificación de ordenanzas fiscales.

IU-La Isla denuncia que se facilitan los ingresos a las multinacionales, como el llamado “Pacto Social”, donde el Gobierno local con el beneplácito de la Federación de Vecinos Isla de León, permiten que sea el Grupo francés Suez (Agbar-Hidralia) quien marque la economía local y, por tanto, lo referente a tributos locales.

Izquierda Unida pide que se incrementen las cuantías a las entidades financieras, «esas que la ciudadanía rescata con dinero público», y que se revisen los beneficios a las multinacionales. “No es de recibo que un partido que lleva las siglas de socialismo y obrero ante la que estamos soportando con la situación del metal en la bahía, gobierne la ciudad con criterios de empresa privada”, lamenta Alías.

Izquierda Unida defiende que las políticas fiscales y tributarias deben regirse con criterios sociales y no empresariales. Deben servir para construir herramientas útiles, como la Oficina Municipal de la Energía. Con un buen asesoramiento se podrían mejorar las situaciones de vulnerabilidad en las familias y en los barrios. Crear mayores puntos de energía solar térmica o fotovoltaica, sin dejar atrás a familias con ingresos muy justos para terminar el mes.

IU-La Isla propone un método para beneficiar a la ciudad con la posibilidad de bajar sustancialmente el IBI, a través de la economía circular. Izquierda Unida considera que puede ser exportable la denominada recogida de basura puerta a puerta, con métodos más limpios y más saludables, compatibles con la bajada de la presión fiscal que establecen las ordenanzas.

IU-La Isla entiende que las respuestas al urbanismo ecosocial, como las zonas verdes en azoteas y huertos urbanos o el desarrollo del llamado ‘urbanismo táctico’, deben tener mejoras tributarias.  “Las ordenanzas fiscales no pueden establecerse como si el Ayuntamiento fuera una empresa privada. La condición debe ser para mejorar nuestras vidas. Estamos ante el reto de la Agenda 2030 y esa tiene que ser la línea permanente de trabajo”, sentencia Gonzalo Alías.

Respecto a las tasas de la Escuela de Danza, Izquierda Unida establece que no solo es cuestión de cobrar por un servicio, sino que hay que velar por la protección del marco cultural; en este sentido, IU-La Isla ya propuso el desarrollo de unas Ordenanzas Municipales sobre las Artes Escénicas.

Izquierda Unida insiste que la economía local debe procurar herramientas de fiscalización, construir espacios como el Observatorio de la Vivienda, facilitar el acceso a las tareas de asesoramiento como la Oficina Municipal de la Energía, la Oficina Municipal de Información y Consumo, así como de las entidades sociales y vecinales que aporten trabajo, datos y estadísticas en beneficio de la ciudadanía de La Isla.