post

Para Izquierda Unida es deplorable la imagen que está dejando la acción de Gobierno del PSOE y de Ciudadanos respecto a las mociones que se aprueban en el Pleno. En este sentido, cabe recordar que la Alcaldesa, cuando no gobernaba, aseguraba que “es una falta de respeto total a la oposición y a toda la ciudadanía no cumplir lo que se aprueba en este pleno”. Ahora, con el Partido Popular en la oposición, se repite el discurso con los protagonistas cambiados.

Justo es eso lo que vino a denunciar hace unos días José Loaiza, quien fuera alcalde y votara en contra de una moción de Izquierda Unida que solicitaba estudiar el grado de cumplimiento de las mociones aprobadas. También votó en contra de dicha moción el eterno alcaldable Fran Romero, cuya habilidad para defender discursos contradictorios según esté o no en el gobierno es merecidamente legendaria. 

La Isla tiene que soportar que sus representantes defiendan una cosa y la contraria al mismo tiempo, según estén en el gobierno y en la oposición. Desde Izquierda Unida llevamos lustros insistiendo en la necesidad de disponer un Reglamento Orgánico Municipal actualizado que procure anular estas conductas”, defiende Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Ciudadanos también tendría que revisar su argumentario, pues fue precisamente su partido quien, desde la oposición, venía insistiendo en el respeto de las mociones aprobadas. Pero claro, ahora están en el gobierno y vuelven a demostrar la falta de coherencia de una organización que está en las últimas, y de cuyos concejales se rumorea que están en la órbita de otros partidos.

Izquierda Unida reitera que, tanto con Loaiza, como con Cavada, como con Fran Romero y los dos concejales de Ciudadanos, sigue siendo imposible encontrar información actualizada de las mociones que se van aprobando en cada Pleno en la web municipal. Es inexistente la información sobre el grado de cumplimiento de cada una de ellas, y de las gestiones que se están realizando para ello. Tampoco se trae ningún tipo de rendición de cuentas al Órgano que aprobó la correspondiente moción.

IU-La Isla exige que las respuestas que ofrece el Gobierno Municipal a los ruegos y preguntas sean expuestos de forma pública y ordenada para facilitar su consulta. La propuesta de Izquierda Unida es “dotar al Ayuntamiento de un moderno y actualizado Reglamento Orgánico Municipal, donde se establezca de forma clara el compromiso de materializar las mociones aprobadas en los Plenos y las herramientas para consultar su grado de cumplimiento. También estudiar algún tipo de régimen sancionador en caso de incumplimiento injustificado de estos compromisos por inacción deliberada. Sería cuestión de crear una Comisión Específica al respecto que contara con una vía de participación ciudadana para recoger propuestas de colectivos y particulares. Un Reglamento que acabe de una vez por todas con el cachondeo que Loaiza y Cavada se traen con un tema tan serio”, sentencia Alías.