post

Izquierda Unida considera que Costas actúa tarde, pero insiste en que el Ayuntamiento ha hecho “la vista gorda” desde siempre con la situación de los caseteros y negocios de aquella zona de la Casería. Hay que recordar que se trata de un expediente que tiene más de 20 años y que retrata la falta de decoro político que culmina con una “foto de familia” cuya única finalidad es “quedar bien” a través de un populismo difícil de justificar.   

En esa foto aparece uno de los miembros de aquel gobierno  andalucista, Francisco Romero (hoy parapetado en Andalucía por Sí), responsable de la construcción, ilegal y paralizada por la justicia, de las siete torres, de las que se construyeron tres por empresas con fraudes a sus espaldas. También responsables de la modificación de la construcción del Club Naútico Municipal de La Casería, donde los lodos siguen ocupando la delantera de un Bien de Interés Cultural como es el Cementerio de los Soldados.

Aparece también un José Loaiza cómplice de Francisco Romero en el mandato en el que fue Alcalde entre 2011 y 2015, conocedor del expediente de demolición de las casetas de la Casería y que ahora también se une a una foto y una iniciativa de moción conjunta que escenifica la incapacidad de quienes ostentaron el poder y no hicieron nada.

Más de 20 años han tenido para trabajar en una solución seria, más allá del populismo barato y una foto que no pretende más que sacudirse las responsabilidades. Buen dineral se gasta este Ayuntamiento en asesores y asignaciones a los grupos municipales como para que la única solución sea una moción conjunta y una foto de familia impulsada por quienes tuvieron la responsabilidad de haber dado soluciones cuando gobernaban“, denuncia Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.
 
Izquierda Unida exige que de forma pública las y los portavoces, desde la Alcaldesa hasta la última Concejala, den a conocer cómo piensan abordar de una vez por todas este problema de manera concreta, en base a las distintas leyes de estado, autonómicas, y municipales, así como con el actual Plan Rector de Uso y Gestión y el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural Bahía de Cádiz. Que expliquen sus propuestas, en definitiva. Y que sean factibles. Esa información es más útil a la ciudadanía que una foto de familia y una moción que se despacha en unos minutos de Pleno.

Izquierda Unida no se va a hacer fotos con los culpables de esta situación, mucho menos con la ultraderecha, y pedimos que se abandone el infantilismo, que se tenga altura política y se expliquen de forma pública las distintas soluciones que aportan cada grupo municipal, de quienes no se conoce sus agendas de trabajo ni la justificación de sus salarios y asignaciones, que es dinero de la ciudadanía isleña”, afirma Gonzalo Alías.

IU-La Isla también insta a la Alcaldesa a que acuda a instancias superiores si desde la Junta de Andalucía no se le contesta sobre la declaración de interés público. 

Para Izquierda Unida, no debería ser necesario un proyecto de paseos y playas para que se cumpla la legalidad. El tratamiento debería ser paisajístico, con el mínimo de cemento y abundante vegetación, coordinado con la recuperación de todo el frente de los Polvorines, otra actuación que se debería impulsar, sin esperar a que alguien quiera levantar allí más de 1600 viviendas. E integrando también, por el otro lado, el Cementerio de los Ingleses y el Puente de Ureña y los espacios libres previstos en el borde de la antigua Fábrica San Carlos.

Desde Izquierda Unida se seguirá defendiendo a los barrios que conforman todo nuestro espacio público, no solo el centro. Y muestran preocupación por el uso del populismo como nueva forma de ninguneo a la periferia de la ciudad. “Insistimos en las contraprestaciones urbanísticas para la playa, así como para el barrio que de una forma u otra representa la zona que está sufriendo el populismo de los grupos de la oposición, jugando con la esperanza de los caseteros, de la restauración y con los usuarios de la playa. Así se lo transmití a la dirección de la AVV La Inmaculada de La Casería”, confirma Gonzalo Alías.