post

Para Izquierda Unida es habitual que el actual gobierno municipal obre con un tono de mucha grandilocuencia, bastantes excesos, algunas falsedades y bastante irrealidad en sus proyectos urbanísticos. Aunque en las últimas propuestas considera que dicho tono es aún más exagerado, si cabe, de lo habitual.

IU-La Isla advierte que el gobierno municipal mezcla cosas que no deberían mezclarse olvidando competencias municipales que han sido mal ejecutadas por este (ya son 6 años) y anteriores gobiernos de la ciudad. “Denunciamos el abandono de gran parte del Sistema General de Espacios Libres y el no desarrollo de la zona de equipamiento prevista en la franja más al norte, colindante con la antigua FSC, y donde todavía permanecen los lodos procedentes del dragado del puerto del Club Náutico que deberían haber sido retirados hace más de 10 años“, advierte Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Según Izquierda Unida, la aprobación del Proyecto de Reparcelación de la antigua Fábrica San Carlos, y el anuncio de que se está redactando el Proyecto de Urbanización, es un paso más en la gestión de la transformación de un antiguo suelo industrial que nunca debió dejar de serlo y cuya recalificación a suelo residencial lleva más de 20 años de tramitación. 

Además, ha sido un proceso del que no se debería estar demasiado orgulloso ya que ha estado lleno de malas decisiones y de responsabilidades no asumidas que llevaron a la pérdida de un empleo, un suelo y un patrimonio industrial de gran valor para la Isla“, afirma Gonzalo Alías.

Dejando al margen las decisiones que llevaron a que la FSC se cerrara, se planteara una recalificación de los terrenos y se demoliera la totalidad de las instalaciones, Izquierda Unida recuerda que en la zona existían naves que se podían haber conservado y reutilizado, al menos de forma provisional, para el desarrollo de actividades económicas. Igualmente, existían edificaciones de valor patrimonial que se podían haber reutilizado para actividades dotacionales, incluso dentro de la nueva ordenación.

Para IU-La Isla, defender los progresos en la ocupación de Fadricas II es, cuanto menos, irreal. Se está construyendo un supermercado más de 10 años después de que empezara a funcionar el anterior, y que era hasta ahora la única actividad que operaba en ese supuesto polígono industrial cuya urbanización se terminó hace más de 11 años, y cuyo paisaje de parcelas vacías está dominado desde hace unas cuantas semanas por la acumulación de cientos contenedores de residuos urbanos retirados de las calles de La Isla. “No parece que, de momento, se pueda hablar en serio de una reactivación de este Polígono, donde en la campaña electoral del año 2011 el PA de Fran Romero hablaba de la creación de 2.000 puestos de trabajo“, asegura Alías.

Izquierda Unida opina que la ubicación de la sede de los servicios de limpieza, o la próxima localización del Punto Limpio, no se pueden considerar como actividades creadoras de nuevo empleo. La falta de suministro eléctrico es otro ejemplo de mala planificación y gestión por parte de los sucesivos gobiernos municipales, pero sobre todo de los que urbanizaron y permitieron la venta de parcelas sin esos servicios, y que le pueden traer serias consecuencias económicas al Ayuntamiento.

Respecto a Fadricas I, Izquierda Unida observa que cada vez hay menos usos de los que se podrían asimilar a un Polígono Industrial (fabricación, reparación o almacenaje) mientras que han proliferado, sin demasiado control, los usos comerciales, los hosteleros y ciertos equipamientos cuya generación de empleo es bastante menor. “Sería bueno conocer las estadísticas de la evolución del empleo real en Fadricas I conforme se han ido transformando sus usos. Son muchas las actividades que se han ubicado allí que se podrían haber localizado en otras zonas de la ciudad donde son demasiado abundantes los locales vacíos, algunos sin haberse estrenado, lo que seguramente hubiera generado mayores beneficios para la ciudad y los ciudadanos“, propone el Coordinador de IU-La Isla.

Finalmente Izquierda Unida denuncia la disposición del Gobierno Municipal a “dar todo tipo de facilidades a los inversores”. En este sentido, no sería de extrañar que se pretenda obviar la legalidad ante intereses económicos en base a una supuesta revalorización de la zona norte de la ciudad “que no se sabe si va a ser ambiental, urbanística o social, y de interés general, o más bien económica y en beneficio de unos cuantos“, sentencia Alías.