IU-La Isla comparte la preocupación del comercio local por el sucesivo cierre de pequeños y medianos negocios


Izquierda Unida advierte que el éxito de las actividades veraniegas ha venido a coincidir con un sucesivo cierre de pequeños negocios y comercios en la ciudad. «Pasear por las históricas calles Rosario y San Rafael es buena muestra del presente tan desolador que padece el comercio tradicional«, lamenta Gonzalo Alías, candidato y Coordinador de IU-La Isla.

Para Izquierda Unida, el gobierno local está ausente en los casos de cierres que está sufriendo el comercio local. Muestra de ellos es que ni siquiera han propuesto un simple análisis de lo que está sucediendo para articular soluciones en las que el éxito de las actividades veraniegas refuercen al comercio local y no lo abandone a su suerte.

«Seguimos sin tener un Plan Estratégico para el Comercio y el Turismo en La Isla. Nuestro comercio histórico, nuestra hostelería, forma parte de la identidad de nuestra ciudad. El gobierno local solo promociona grandes franquicias consolidadas que se ubican en Bahía Sur, Fadricas II, o las que están proyectadas para el futuro centro comercial de Janer”, afirma Alías.

Se da la circunstancia de que en otros municipios la tendencia ha sido contraria a lo sufrido en La Isla. En el caso de Jerez, la asociación de comerciantes ha celebrado un mes de agosto próspero y positivo para sus pequeños y medianos negocios situados en el centro de la ciudad.

IU-La Isla propone al gobierno local que no demore la puesta en marcha de un proceso participativo para analizar los factores internos y externos que han llevado a esta situación. Al mismo tiempo, concretar los puntos fuertes del comercio tradicional, así como establecer objetivos claros para que La Isla consolide el sector del pequeño y mediano comerciante. «Debemos conocer qué esperamos de nuestro comercio tradicional y debemos potenciar sus posibilidades, porque de esta forma estaremos fortaleciendo y estabilizando empleos», dice Gonzalo Alías.

Algunas de las personas que han tenido que cerrar su modesto negocio han trasladado a Izquierda Unida la sensación de abandono y despreocupación del actual gobierno local con los negocios más humildes. Del mismo modo, estas personas han mostrado interés en las propuestas de Izquierda Unida para incentivar las compras en los comercios de proximidad.

«Cada vez que se produce el cierre de un comercio de proximidad hay que activar la alarma y empezar a plantear soluciones. Desde IU-La Isla vamos a seguir sumando propuestas para evitar que el comercio tradicional y de proximidad siga sufriendo esta serie de cierres«, sentencia Alías.