post

Tras el paso de diferentes alcaldías y a pesar de los cambios urbanos en estos treinta años, los distintos accesos a la ciudad nunca han generado fluidez circulatoria”, señala Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU-La Isla y del Núcleo Comunista «Pepe Casado», que recoge las quejas de la ciudadanía: “Frente al caos y al colapso viario que arrastra La Isla, es inconcebible el parcheo al que la someten”.

Alías observa que los accesos de entrada y salida de la ciudad “con Moreno, de Bernardo, Loaiza y Cavada son completamente inadecuados para el tráfico y limitan el crecimiento de los sectores productivos de la ciudad. Ningún equipo desde Antonio Moreno hasta Patricia Cavada tiene políticas de ciudad para La Isla. Izquierda Unida exige un debate participativo, que escuche las necesidades de la población cañaílla y nos sirva para mirar al futuro”.

Ya sobre el terreno, Alías recalca la tristeza informativa del ayuntamiento sobre los tres accesos pendientes: “la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, no ofrece ni una triste palabra del desvío desde la CA-33 a la rotonda de los bomberos y la avenida Constitución, ni de la conexión desde la misma CA-33 a Fadricas a la altura de la avenida Alcalde Cayetano Roldán, ni de la solución al nudo de Navantia, polígono Puente Hierro y centros educativos”.

En cuanto a los accesos existentes, Alías recalca que “la entrada desde el polígono Tres Caminos está cargada de limitaciones: en la Y de acceso, a la derecha un vehículo de medio tonelaje se encuentra con limitaciones de altura y a la izquierda, tras la rampa al puente del Gran Poder, la rotonda limita el giro a la izquierda y la curva, a la derecha”.

El caos circulatorio se mantiene en el otro extremo de la ciudad: “si el vehículo de antes quiere acceder a La Isla por la rotonda oxidada, lo primero que se encuentra es que tiene que pasar de 80 a 20 km/h en 150 metros que obliga al frenazo y luego una curva a derechas en rampa que ha generado accidentes”. Sin salir de la zona, Alías avisa de que, en el acceso desde Cádiz, “mientras sigue el silencio sobre el desvío, los accesos en hora punta colapsan uno de los dos carriles de la CA-33. Lo notamos cada día y lo vamos a notar aún más con la obra en el pontón del río Arillo”. Añade que “cualquier vehículo se encuentra con largos atascos en el acceso a Cádiz o Chiclana desde Pery Junquera al compartir la rotonda con el resto del tráfico, lo que aumenta los atascos en La Isla”.

Las limitaciones se repiten en las entradas a Bahía Sur: “otro giro muy cerrado de 180 grados que provoca el frenazo en la CA-33 desde Cádiz y un acceso en rampa con otro giro de 90 grados para quien viene de Chiclana”. En la misma línea, Alías se refiere también al caos circulatorio de entradas y salidas de la rotonda de Venta Vargas.

A día de hoy, el equipo de gobierno plantea desarrollar Fadricas II con las mismas limitaciones que Fadricas I, que obliga a los camiones a compartir Pery Junquera con los vehículos particulares. El modelo de ciudad de Claudia Márquez y Patricia Cavada continua el parcheo de los mandatos anteriores: no están valorando que una ciudad es un elemento vivo, que no sólo vive en el presente, y que tiene que tener capacidad de desarrollo para el futuro”, afirma rotundo Alías.

Señalamos como culpables a los gobiernos de Antonio Moreno, Manuel de Bernardo, José Loaiza y Patricia Cavada, que han olvidado por completo que el urbanismo se preocupa de la ciudad, además de por dentro, también por fuera. Izquierda Unida considera este motivo como una de las razones por las que la ciudad no crece y tiene el urbanismo más pobre de la Bahía de Cádiz”, denuncia Alías.