post

Además de las propuestas del equipo de gobierno en materia económica, IU-La Isla solicita aumentar la capacidad de respuesta a la emergencia provocada por el COVID-19 en sectores de la hostelería, comercio, cultura y venta ambulante.

Izquierda Unida propone al equipo de gobierno elevar la ayuda a autónomos y pymes en estos sectores a un millón de euros.

Paralelo a las ayudas del Gobierno Central y Autonómico, Izquierda Unida entiende que hay que asegurar la economía local para que se levante lo antes posible. Por ello, propone ayudas de 500 euros para negocios que hayan tenido que cerrar y que mantendrán, a posterior del levantamiento del estado de Alarma, el mantenimiento de la actividad económica, así como de 300 euros para aquellos que habiendo mantenido su actividad hayan sufrido pérdidas por debajo del 50%.

“Entendemos que la oficina abierta por el gobierno local debe de trabajar de forma ágil y de ejecución rápida, entendiendo la urgencia por amortiguar la falta de liquidez de los comercios y demás negocios de La Isla”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Dichas ayudas estarían en el marco de una convocatoria bien definida en los presupuestos municipales, y por tanto dirigidas a negocios con domicilio fiscal en La Isla, con una actividad de al menos seis meses de apertura anterior a la crisis, dirigida a sectores concretos del comercio, hostelería, cultura y venta ambulante.

Desde esta formación política proponen al Gobierno Local la necesidad de tener capacidad de mantener en estado de vigilancia la situación económica de la ciudad por si fuera necesario no solo aumentar la inversión en ayudas sino en la necesidad, si se diera el caso, de endeudamiento.

IU-La Isla recuerda que no solo se puede utilizar el 20% del superávit, sino también el propio remanente de tesorería. “No podemos abandonar a nadie”, afirma Alías.

Gonzalo Alías entiende que ésta y otras propuestas avanzadas anteriormente por IU-La Isla (como la modificación de las Ordenanzas Fiscales y el reajuste presupuestario) deberían de pasar por el pleno municipal. Por ello, pide a la Alcaldesa Patricia Cavada reflexión: “en Izquierda Unida nos preocupan las datos que se vienen barajando por los indicadores sociales y nos tenemos que adelantar”.