post

Izquierda Unida recuerda a la Alcaldesa Patricia Cavada la necesidad de poner en marcha un plan específico de acción local (tanto de acceso como de limpieza en los centros educativos y sus correspondientes entornos). Es por este motivo por el que IU solicita que se refuerce y se priorice también la seguridad para las trabajadoras de la limpieza de centros educativos.

IU- La Isla advierte igualmente que los acuerdos alcanzados a finales de agosto entre administraciones educativas se han limitado a señalar qué medidas de higiene activar ante la pandemia, sin poner sobre la mesa los medios necesarios para evitar el contagio y la propagación de la COVID-19.

“No se ha querido financiar una vuelta segura al colegio a pesar de que la comunidad educativa lo lleva exigiendo desde el inicio de la pandemia. Se trata de conjugar dos derechos fundamentales y no obligar a elegir entre ellos: el derecho a la salud sí, pero también, y no menos importante, el derecho a la educación”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de Izquierda Unida y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

“Somos conscientes de que el riesgo cero no existe, pero exigimos el mayor nivel de garantía respecto a la educación para que efectivamente nadie quede atrás”, aseguran desde el Área de Educación de Izquierda Unida.

Para esta formación política, la solución pasa por asumir estas medidas.

– Reducir la ratio: máximo de 15 alumnos y alumnas por aula (en infantil 10)
– Ampliar y estabilizar las plantillas docentes: un 33% más de profesorado
– Habilitar y crear espacios amplios: recuperar centros públicos cerrados, habilitar espacios públicos municipales, crear nuevos…
– Aumento y dotación de personal: Enfermería, limpieza, educación social, Orientación, PTSC, de administración…

IU-La Isla defiende la financiación y la inversión en educación pública para poder llevar adelantes cuantas medidas sean necesarias en defensa de la Educación Pública.

“En estos momentos, el sistema educativo público necesita ser protegido, ya que es la estructura que proporciona y garantiza el derecho constitucional a la educación, y su mayor protección se debe realizar garantizando una educación presencial segura. El pleno derecho a la educación solo puede ser presencial. Las pantallas no son escuelas. Por eso se hace más necesario más que nunca invertir lo necesario en personal, medios y adecuación de espacios, y hacer una buena planificación de todo el sistema educativo, para garantizar una vuelta segura a la escuela”, afirma Gonzalo Alías.

Izquierda Unida seguirá comprometida con las movilizaciones y reivindicaciones de los sindicatos, Marea Verde y la comunidad educativa.