post

IU-La Isla pide al Consejo Municipal de Participación Ciudadana que analice “la letra pequeña” de la propuesta de Cavada

Izquierda Unida lleva más de 10 años denunciando el estado obsoleto de dos reglamentos fundamentales como son el de Organización Municipal y el de Participación Ciudadana. En el momento de acceder a la corporación, IU-La Isla presentó un borrador de reglamento de participación ciudadana sobre el que se empezó a trabajar de forma colectiva pero que finalmente el gobierno PP-PA metió en un cajón.

Izquierda Unida, con un solo concejal, consiguió la puesta en funcionamiento de la Mesa por el Empleo y el inicio de los trabajos de actualización del Reglamento de Participación Ciudadana, donde presentamos un borrador propio. Loaiza y Fran Romero se encargaron de interrumpir los trabajos de elaboración reglamentaria y de tergiversar los fines de la Mesa por el Empleo. Dos avances importantes que también fueron condenados al olvido por el interés personalista de Patricia Cavada y López Gil“, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

El propio coordinador de IU-La Isla se reunió con Patricia Cavada poco después de su investidura como Alcaldesa en 2015 y le aseguró respecto al Reglamento de Participación que iba a estar disponible en diciembre de ese año. En reuniones sucesivas de Izquierda Unida con la Federación de Asociaciones de Vecinos, Gonzalo Alías siempre puso encima de la mesa la importancia de tener los reglamentos actualizados, sobre todo el de Participación Ciudadana por su impacto en el movimiento vecinal.

Izquierda Unida pide al Consejo Municipal de Participación Ciudadana no cejar en el empeño de que el proceso de reforma y actualización del Reglamento sea lo más abierto y participado posible. “Advertimos que la propuesta que lleva la Alcaldesa no solo prescinde de la sociedad isleña, sino que corre el riesgo de ser una iniciativa propagandística y poco práctica que tratarán de vender con el mantra de ser pioneros y referencia en la provincia, como hicieron con, entre otros fracasos, los presupuestos participativos de 2017”, afirma Gonzalo Alías.

IU-La Isla recuerda que, en el mandato anterior, la excusa de Cavada para no afrontar la reforma del Reglamento fue la necesidad de adaptarlo a la “nueva” Ley de Participación Ciudadana que se publicó el 27 de diciembre de 2017. “Cuatro años ha tardado en acordarse, mientras que Izquierda Unida ya le venía insistiendo en la necesidad de construir una Democracia Participativa”, dice Alías.

Izquierda Unida propone al Consejo Municipal de Participación Ciudadana que adopte la metodología que ya se viene aplicando con éxito en otros municipios, por la que la base del reglamento la desarrolla un grupo motor de la sociedad que, estableciendo mesas de trabajo y de debate público, presenta la propuesta, facilitando el acceso de aportaciones y opiniones de la ciudadanía isleña, sin vetos ni requisitos imposibles.

Por último, IU-La Isla pide a los colectivos vecinales que estudien las consecuencias de los posibles excesos a la hora de pretender “digitalizar los procesos participativos” anunciados por la Alcaldesa. “El Consejo de Participación ciudadana debe tener presente que el procedimiento administrativo obliga al Ayuntamiento a contar con los medios suficientes para atender en persona a quienes no tienen acceso a internet o sufren de algún tipo de dificultad para acceder a los cauces de participación”, sentencia Alías.

post

IU-La Isla celebra el proyecto de unidad anunciado por Yolanda Díaz

En el acto central de la conmemoración del centenario del Partido Comunista de España, la actual Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, confirmó la puesta en marcha de un proyecto de unidad “que arrincone el odio, un proyecto en el que necesitamos todas las manos, todos los corazones y todas las mentes” junto con el compromiso de la derogación de la reforma laboral y la continuidad en la subida del salario mínimo.

IU-La Isla considera que la intervención de la Ministra ha de ser hilo conductor a todos los niveles, pues “el proyecto empieza ya, en diálogo con todos“. En este sentido, Gonzalo Alías afirma que “el diálogo ha de servir para potenciar los valores que se tienen en común, identificar las diferencias y articular un método que procure avanzar sin rencor, sin odio y sin reproches“. En este sentido también se manifestó Ione Belarra, Secretaria General de Podemos a nivel estatal: “hay que trabajar para llegar a las elecciones  haciendo posible la unidad“, apelando a la “voluntad de crecer, para sumar y cambiar“.

Izquierda Unida considera la necesidad de reflexión social en La Isla, habida cuenta de las reacciones a la propuesta de superar la denominación oficial de “San Fernando” como último paso a un proceso de construcción de proyecto político de ciudad. “Un nuevo proyecto que nos saque del atasco continuista. Apostamos por el debate tranquilo, constructivo, sobre ideas, propuestas y argumentos, procurando siempre la participación ciudadana“, asegura Gonzalo Alías.

Yolanda Díaz, que no renuncia ni oculta la cultura política de la que procede, abre así un proyecto ilusionante a nivel estatal que tendrá su eco a nivel local. Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”, estuvo presente en los actos de celebración del centenario de PCE, compartiendo experiencias con representantes políticos de las formaciones que integran la coalición de gobierno a la izquierda del PSOE. “Se repetía la necesidad de articular la unidad entre iguales, justo como denominamos nuestra propuesta de unidad en las últimas municipales. De alguna manera nos estábamos situando en La Isla en el eje vertebrador de la unidad política que representa Yolanda Díaz“, sentencia Gonzalo Alías.

post

Izquierda Unida aboga por cambiar el nombre de “San Fernando” y “recuperar La Isla”

Izquierda Unida centrará una parte de su programa al impulso de una campaña que deje atrás una denominación que eleva a la categoría de santo a Fernando VII, precisamente el rey que vino a cargarse la Constitución de 1812 y que reinstauró el absolutismo monárquico de una dinastía borbónica que dista mucho de ser ejemplar. Un personaje que ha pasado a la historia por motivos que distan mucho de los valores democráticos y constitucionalistas que caracterizan la historia de nuestra ciudad.

No se trata de un cambio vacío de una denominación por otra. Nuestra propuesta es ambiciosa porque también incide en hacer pedagogía acerca de la necesidad de aspirar a un nuevo de modelo de participación y gestión que se aleje de las actuales políticas de parcheo que unen a populares, susanistas y andalucistas“, afirma Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Para Izquierda Unida, recuperar La Isla posee una fuerte connotación de futuro: una ciudad que ofrezca un Patrimonio histórico, ambiental y cultural como ejes identificativos. Una ciudad que defiende sin ambages los Derechos Humanos. Una ciudad donde el comercio y negocios locales no se vean sobrepasados por la fuerza de franquicias y multinacionales.

Recuperar La Isla supone un compromiso por la municipalización de los servicios públicos básicos, una agenda social ciudadana y la existencia de espacios de trabajo conjunto del gobierno local con el movimiento vecinal“, defiende Alías.

“San Fernando”, para IU-La Isla, representa un modelo caduco, de conformismo y sin ambición. “La Isla ha de ser una ciudad que ofrezca atractivos que vayan más allá del sol y playa. Que atraiga turistas con intereses en el valor medioambiental, arqueológico, cultural, de investigación, con espacios donde desarrollar encuentros, estudios… etcétera. Que cuando se mencione “La Isla” se tenga claro que se está hablando de una ciudad costera con valores que van más allá del turismo tradicional“, sostiene Gonzalo Alías.

Izquierda Unida aprovecha la celebración de este 24 de septiembre para poner encima de la mesa este debate con una primera propuesta: la elaboración, en serio, de un Plan Estratégico. Un Plan que requiere voluntad y decisión por parte del gobierno local legal y legítimamente constituido. Un proceso de cambio de denominación que debe contar con la aprobación de la ciudadanía vía referéndum, pues la democracia participativa también debe ser el hecho diferencial del nuevo modelo propuesto por Izquierda Unida.

El Plan Estratégico para recuperar La Isla debe recoger los objetivos y las orientaciones de cara a unas actuaciones que se desarrollarían a medio y a largo plazo. En este sentido, Izquierda Unida propone que los trabajos en la elaboración de un plan de este tipo deben servir de soporte al proceso de reflexión colectiva y de participación social para movilizar a la población de La Isla en pos de un futuro mejor.

Nuestra ciudad carece de un modelo definido que la dote de una identidad clara. La gestión pública se basa en la externalización, el parcheo, la opacidad, el clientelismo, la improvisación y la falta de humildad. Ni siquiera los plenos del Ayuntamiento son espacios de debate constructivo y toma de decisiones de lo cotidiano. Nuestra ciudad requiere ilusión, ambición y participación. Una participación que no excluya a la juventud y a la infancia, porque en ellos está el futuro. Y el futuro está en La Isla. Vayamos a por ella“, sentencia Alías.

post

Izquierda Unida exige al Gobierno Municipal una campaña informativa pública sobre la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

IU-La Isla recuerda que los gobiernos municipales son agentes de cambio con obligación de dar a conocer los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de impulsar prácticas y visiones políticas de forma participativa. La Agenda 2030 es una herramienta muy útil para evidenciar prioridades y estrategias de cara a la elaboración de proyectos sociales y económicos para los sectores más vulnerables de la ciudad.

Desde Izquierda Unida se está “expectante” por comprobar cómo López Gil va a lidiar con un proceso, el de la Agenda 2030, cuyo planteamiento implica deshacer la formas y métodos que tiene su sector susanista del PSOE y sus correligionarios de Ciudadanos. “Será interesante comprobar si López Gil también va a intentar impregnar el proyecto de la Agenda 2030 con el lenguaje empresarial que tanto gusta al gobierno de Patricia Cavada. Un lenguaje que va en sentido contrario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y que preconiza acciones y valores a los que el PSOE susanista de Cavada no está acostumbrado”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla propone una campaña informativa “para la que no hace falta ser pioneros ni ubicarnos como referencia en la provincia. Simplemente basta con echar un ojo a cómo lo están haciendo otras ciudades, donde han colocado en sus calles carteles que informan de manera clara y concisa qué es la Agenda 2030 y en qué consisten cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, defiende Alías.

Izquierda Unida igualmente propone que dicha campaña sume y potencie el compromiso de centros educativos, que obligue al sector privado, que elabore espacios reales de participación con la ciudadanía y con el tejido asociativo sin exclusiones, e incluso cooperando con otros municipios, redes y foros. La campaña debe contar con un cronograma que incluya la presentación de proyectos municipales en los que ya se vayan cubriendo algunos de los ODS. Sobre todo para aquellos objetivos que se refieren a lo social, a lo económico, a lo medioambiental y a lo cultural.

Se trata también de seguir la estrategia de la Federación Española de Municipios y Provincias, que indica que los gobiernos locales están situados para la sensibilización, localización e implementación de la Agenda 2030, con una incidencia política colectiva que incluye la conformación de una hoja de ruta compartida.

La guía práctica sobre cómo abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 fue publicada por el Ministerio hace más de dos años. Ya es hora de que el Gobierno Municipal se comprometa de una vez por todas con la tarea de generar un nuevo lenguaje para la participación social que destierre el vocabulario empresarial que tanto gusta al PSOE susanista para gestionar los intereses generales”, sentencia Gonzalo Alías.

post

Izquierda Unida propone el “3000 Festival”

IU-La Isla insiste permanentemente en hacer del patrimonio cultural e histórico de La Isla una seña de identidad para la ciudad y una herramienta de elaboración colectiva para el desarrollo de políticas públicas. “Hay que evitar perder oportunidades como ha sucedido con La Isla del Blues, que se celebra en Jerez este año después de haber tenido 22 ediciones en nuestra ciudad“, lamenta Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Hace unas semanas Izquierda Unida proponía la celebración de una “Semana Grande por la Cultura” para construir un ambicioso proyecto que diese esplendor a la Feria del Libro y active un modelo participado de Consejo Rector de Cultura. También inició el planteamiento de mesas de trabajo con el protagonismo del movimiento vecinal para dar a conocer el valor patrimonial e histórico de nuestras barriadas.

Ahora, IU-La Isla defiende que hay que esforzarse a la hora de aportar iniciativas avaladas por la experiencia positiva en otros municipios donde la ciudadanía se vuelca transformando dichas experiencias en referentes turísticos. “De ahí surge la propuesta del ‘3000 Festival’, enmarcada en nuestra historia local. Hace 3000 años llegaron los pobladores del mar, los fenicios y con ellos el intercambio cultural en un enclave histórico de la Bahía. Un patrimonio histórico que dota a La Isla de una identidad particular. Defendemos que hay que volcar un importante esfuerzo en esta dirección“, sostiene el Coordinador de Izquierda Unida.

Se trata, pues, de un Festival Cultural enmarcado en la evolución patrimonial e histórica de hace tres mil años, con la llegada de los Fenicios a nuestra ciudad, lo que significó en el marco de la Bahía, el valor de sus yacimientos arqueológicos… “Podría desarrollarse un evento teatralizado, con protagonismo del movimiento vecinal y asociativo, con apoyo directo del área de Cultura, ofreciendo además originales ofertas gastronómicas, actividades sobre la escritura, entre otras iniciativas para un proyecto festivo a la altura de una ciudad como La Isla, con una gran Historia“, afirma Gonzalo Alías.

IU-La Isla señala de las muchas investigadoras e investigadores locales que podrían contribuir y asesorar sobre dicho acontecimiento. E incluso con participación de los centros docentes para implicar al alumnado. “Un espacio lúdico, festivo, pedagógico que también lo es de convivencia. Una oportunidad para dar a conocer, incluso entre nosotros mismo, el valor de nuestro patrimonio histórico“, sentencia Alías.

Izquierda Unida seguirá trasladando propuestas que sean oportunidades para reactivar la participación, la convivencia, el conocimiento y la economía local en todos sus distritos.

post

IU-La Isla y la AVV La Inmaculada intercambian propuestas en defensa del patrimonio histórico y cultural de La Casería

Izquierda Unida ha planteado a la AVV La Inmaculada de La Casería la constitución de una mesa de trabajo que ponga en valor la democracia participativa y el patrimonio del entorno al barrio.

IU-La Isla sigue trasladando a las Asociaciones de Vecinos una serie de propuestas que permitan el avance a un mayor protagonismo del movimiento vecinal a la hora de gestionar sus demandas y necesidades con el Gobierno municipal. En estas propuestas también se pretende revitalizar los barrios y mantener contactos permanentes para que las AVV puedan desarrollar procesos participativos que fortalezcan, entre otros asuntos, la defensa del patrimonio histórico y cultural de nuestras barriadas.

Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”, explicó a la AVV La Inmaculada “un plan a desarrollar entre iguales y que sea capaz de revitalizar el barrio desde su propio patrimonio. Un modelo que se aleja del asistencialismo propagandístico y que apuesta decididamente por los procesos de Democracia Participativa, el carácter vinculante de la Carta Ciudadana y el Patrimonio del barrio“.

Izquierda Unida defiende el valor paisajístico de un entorno como el de La Casería, “un verdadero balcón a la Bahía de Cádiz”, sostiene Gonzalo Alías.

IU-La Isla propone el desarrollo de unos presupuestos participativos anuales, con debate público y abierto. Sobre la Carta Ciudadana del movimiento vecinal, Izquierda Unida recuerda que “toda propuesta consensuada por parte de las organizaciones vecinales ha de ser vinculante”.

IU-La Isla entiende que es la propia Federación de Asociaciones de Vecinos quien debe fiscalizar dar cuenta de forma pública del grado de cumplimiento de la Carta Ciudadana con una periodicidad razonable.

En la misma línea de trabajo, Izquierda Unida expuso el resultado de su estudio sobre las posibilidades que tiene el barrio de La Casería dado su patrimonio. Así, se trasladó a la AVV La Inmaculada la posibilidad de recuperar el muelle pórtico de la fábrica de San Carlos que junto al Puente de Ureña serían dos enclaves magníficos como punto estratégico turístico y medioambiental como balcón de la Bahía. También habría posibilidad de ubicar miradores de interés para el turismo ornitológicos, que tendrá un fuerte auge a nivel internacional una vez se supere la pandemia.

Además, Izquierda Unida propone que el Bien de Interés Cultural que es el cementerio de San Carlos podría ser totalmente rehabilitado y transformado como zona verde que explique la historia de los muros que aún están en pie y que justifican su catalogación como BIC. Igual se podría hacer con la zona donde en su día estuvo el penal de La Casería, con paneles informativos, con senderos que permitan las rutas turísticas y pedagógicas para centros educativos de todo el mundo, etcétera.

IU-La Isla trasladó también su propuesta para mejorar la Feria de La Casería y dotar de más medios a la playa de la zona, con sus características propias. “Hay nuevas formas de construir ciudades más allá del cemento. Hay que conseguir que los barrios tengan alma, evitar que su valor histórico sea una vulnerabilidad y potenciar el protagonismo y la acción directa del movimiento vecinal para que puedan ser protagonistas directos en la defensa y desarrollo de su entorno. Eso dará una identidad a La Isla”, asegura Gonzalo Alías.

Izquierda Unida también planteó que un modelo urbanístico coherente debe contemplar contraprestaciones y estar comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. El modelo del actual gobierno municipal “aumenta la desigualdad y el crecimiento de la pobreza en los barrios periféricos. El actual parcheo, sin planes estratégicos ni procesos participativos que cuenten con la opinión del movimiento vecinal, desarrollan políticas de desprecio a toda una zona que paga impuestos como el resto de la ciudad”, sentencia Alías.

post

IU-La Isla pide museizar el antiguo depósito de agua de la antigua estación de trenes

Izquierda Unida ha iniciado el planteamiento y desarrollo de mesas de trabajo con el movimiento vecinal, siendo uno de los objetivos poner en valor el patrimonio histórico y cultural de nuestros barrios, así como fomentar el debate sobre la Democracia Participativa que construya ciudad entre iguales.

IU-La Isla tiene muy presente las históricas demandas del movimiento vecinal plasmadas en la Carta Ciudadana que la Federación de Asociaciones de Vecinos debe de fiscalizar y demandar al gobierno local de turno. En este sentido, Izquierda Unida recuerda que el PSOE apenas hizo caso de la Carta Ciudadana del 2015, hecho que queda demostrado en la Carta Ciudadana del 2019 (donde las demandas venían a ser las mismas 4 años después). Por ello, IU-La Isla entiende que la Carta Ciudadana ha de ser vinculante y es el propio movimiento vecinal quien debe tener las herramientas necesarias para su control y fiscalización de la propuesta, e ir abandonando el asistencialismo de los partidos políticos en esta tarea.

Dicho modelo asistencialista no funciona, pues hay zonas como la Barriada de El Pino, cuyas demandas siguen siendo prácticamente las mismas veinte años después. “Para cualquier partido político es fácil sumarse a las demandas vecinales y sacar una nota de prensa. En Izquierda Unida vamos más allá, debemos transmitir propuestas y una forma de entender la política que dista mucho de ese asistencialismo. El objetivo del movimiento vecinal es que sea protagonista y no necesite intermediarios, que puedan intervenir en los plenos y que exista en el Ayuntamiento una estructura eficaz que atienda sus demandas e integre un método participativo directo“, afirma Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

La mesas de trabajo que ha iniciado Izquierda Unida plantea, de forma transversal y recíproca, propuestas políticas para integrar las barriadas en base a la participación y el valor de su patrimonio cultural e histórico. Yendo a lo concreto, un sencillo ejemplo, un primer gesto, es la propuesta de museizar el pequeño espacio del depósito de agua de la antigua estación de trenes. Una propuesta de recuperación que también tenía el PSOE (aunque su propuesta incluía un traslado que IU-La Isla no ve necesario) y que, diez años después y como tantas cosas, se les ha olvidado. 

Nuestras barriadas están llenas de un patrimonio histórico y cultural que facilitarían políticas públicas donde el movimiento vecinal es partícipe con el valor estructural de la ciudad, enriqueciendo la economía social y dotándola de identidad. La Democracia Participativa es el proyecto irrenunciable de Izquierda Unida para dejar atrás un modelo que gestiona las demandas según afinidades partidistas”, afirma Gonzalo Alías.

Para Izquierda Unida la situación del movimiento vecinal en La Isla es de conflicto.  La participación ciudadana y la actualización de los reglamentos básicos de organización y funcionamiento es un síntoma muy grave del papel testimonial al que han relegado al movimiento vecinal. Siguiendo en la Barriada de “El Pino”, ahí queda el desastre del paseo de Joly Velasco que hizo el PP y que luego se abandonó tras su mala ejecución. O la lentitud para atender la petición para colocar reductores de velocidad en las Calles San Federico y Magallanes (esta última con un centro escolar cercano), donde cualquier informe policial daría la razón a la hora de cubrir esta necesidad. Y más demandas históricas de la zona, como la eliminación del pipicán, el cerramiento del centro social vecinal para actividades de ludotecas, la creación de una biblioteca de barrio con aulario, la limpieza de la trasera de los terrenos del Aldi para evitar riesgo de incendios, tener un punto de aparcamiento en la zona conocida de la cruz, conocer de forma clara cuándo comienzan las obras de la zona verde, así como el debate del transporte público para la ciudad dada la previsión del aumento de servicios para el Hospital Público de San Carlos… “¿Cómo oponerse a estas demandas del movimiento vecinal? Es muy fácil venir y reiterarlas, cuando lo que hay que hacer es trabajar para que el movimiento vecinal vea cumplidas sus demandas a través de participación e intervención directa con el Gobierno Municipal. La propuesta de Izquierda Unida en este sentido, y así la estamos explicando y trasladando en las mesas de trabajo con el movimiento vecinal, la Democracia Participativa“, asegura el Coordinador de IU-La Isla.
 
Izquierda Unida viene reclamando desde hace muchos años que la vía del tren no es una frontera en la ciudad. Que no se puede tratar a las barriadas periféricas como pedanías. Por esta razón IU-La Isla plantea el debate con fórmulas para democratizar nuestra ciudad desde la participación real y transversal y no delegada como todos los gobiernos actúan hasta el día de hoy. “Lo importante es romper dinámicas conservadoras. Hay que gobernar obedeciendo”, sentencia Gonzalo Alías.

post

IU-La Isla insiste en la municipalización del servicio de abastecimiento de agua

Actualmente se está desarrollando la nueva plica para el servicio de abastecimiento de agua en La Isla y para Izquierda Unida es un buen momento para construir ciudades progresistas del siglo XXI, estudiando el ejemplo de las cooperativas energéticas municipales en grandes ciudades.

En nuestro entorno ya hay localidades que están mejorando el servicio de agua desde políticas públicas, como en Medina Sidonia o en Chiclana, a través de empresas municipales. Grandes capitales andaluzas como Cádiz, Sevilla o Córdoba también se suman a este modelo.

IU-La Isla defiende que la gestión directa procura una mejor atención social, sin propaganda privada y con mayor transparencia. Por ello, insisten en desarrollar el Observatorio del Agua como herramienta de trabajo colectivo que forme parte de la Democracia Participativa.

Nuestra propuesta es construir una empresa pública con carácter y fuerte, valedora de grandes servicios y como herramienta clave para comenzar los trabajos para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida recuerda que la actual plantilla del servicio de agua y alcantarillado no pierden derechos laborales al pasar a la empresa pública, mejorando en todo caso su situación contractual: garantía para un mayor número de contratos fijos, mejoras en el convenio colectivo y, sobre todo, asegurar un buen servicio de abastecimiento de agua a la ciudadanía.

Aún estamos a tiempo. Con los presupuestos del 2022 podrían llevar un acuerdo plenario para avanzar hacia ciudades modernas que frene el modelo caduco que defiende, entre otros, López Gil”, afirma Gonzalo Alías.

Izquierda Unida insta al PSOE a que abran el debate de lo público en el marco del acuerdo de gobierno progresista, “que pregunte Cavada a su compañero  Juan Espadas“, para trasladar las iniciativas de municipalización a La Isla.

No podemos seguir construyendo ciudad donde la derecha se siente cómoda con las privatizaciones de los servicios públicos. Tenemos que avanzar a modelos de ciudades del marco europeo como París”,  afirma Alías.

Izquierda Unida insiste que el camino no es solo el servicio de abastecimiento de agua, pues también hay que considerar el transporte, la limpieza y recogida de residuos, parques y jardines, zona azul, piscinas, cultura, cementerio, etcétera.

Actualmente las empresas públicas están apostando por incorporar el mercado de la energía, la soberanía energética, desde fórmulas municipales y de  Cooperativas. Ahí está Sevilla con EMASESA, en Palma con EMAYA, la Mancomunidad de municipios de Pamplona, y otros muchos que ya vienen construyendo el camino hacia el objetivo de Energía Limpia a través del acuerdo de la Unión Europea del 2015“, informa el Coordinador de IU.

Según IU-La Isla, las “políticas del parcheo” lastran el crecimiento de la posibilidad y anula sus posibilidades. “Proponemos una reforma de ESISA para que asuma la gestión municipal de los servicios actualmente externalizados, siendo el abastecimiento de agua una prioridad”, sentencia Gonzalo Alías.