post

Izquierda Unida propone el “3000 Festival”

IU-La Isla insiste permanentemente en hacer del patrimonio cultural e histórico de La Isla una seña de identidad para la ciudad y una herramienta de elaboración colectiva para el desarrollo de políticas públicas. “Hay que evitar perder oportunidades como ha sucedido con La Isla del Blues, que se celebra en Jerez este año después de haber tenido 22 ediciones en nuestra ciudad“, lamenta Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Hace unas semanas Izquierda Unida proponía la celebración de una “Semana Grande por la Cultura” para construir un ambicioso proyecto que diese esplendor a la Feria del Libro y active un modelo participado de Consejo Rector de Cultura. También inició el planteamiento de mesas de trabajo con el protagonismo del movimiento vecinal para dar a conocer el valor patrimonial e histórico de nuestras barriadas.

Ahora, IU-La Isla defiende que hay que esforzarse a la hora de aportar iniciativas avaladas por la experiencia positiva en otros municipios donde la ciudadanía se vuelca transformando dichas experiencias en referentes turísticos. “De ahí surge la propuesta del ‘3000 Festival’, enmarcada en nuestra historia local. Hace 3000 años llegaron los pobladores del mar, los fenicios y con ellos el intercambio cultural en un enclave histórico de la Bahía. Un patrimonio histórico que dota a La Isla de una identidad particular. Defendemos que hay que volcar un importante esfuerzo en esta dirección“, sostiene el Coordinador de Izquierda Unida.

Se trata, pues, de un Festival Cultural enmarcado en la evolución patrimonial e histórica de hace tres mil años, con la llegada de los Fenicios a nuestra ciudad, lo que significó en el marco de la Bahía, el valor de sus yacimientos arqueológicos… “Podría desarrollarse un evento teatralizado, con protagonismo del movimiento vecinal y asociativo, con apoyo directo del área de Cultura, ofreciendo además originales ofertas gastronómicas, actividades sobre la escritura, entre otras iniciativas para un proyecto festivo a la altura de una ciudad como La Isla, con una gran Historia“, afirma Gonzalo Alías.

IU-La Isla señala de las muchas investigadoras e investigadores locales que podrían contribuir y asesorar sobre dicho acontecimiento. E incluso con participación de los centros docentes para implicar al alumnado. “Un espacio lúdico, festivo, pedagógico que también lo es de convivencia. Una oportunidad para dar a conocer, incluso entre nosotros mismo, el valor de nuestro patrimonio histórico“, sentencia Alías.

Izquierda Unida seguirá trasladando propuestas que sean oportunidades para reactivar la participación, la convivencia, el conocimiento y la economía local en todos sus distritos.

post

IU-La Isla propone modificar las Ordenanzas Fiscales para hacerlas más progresivas 

Izquierda Unida propone al gobierno local que estudie modificaciones en las actuales Ordenanzas Fiscales para dotar a la ciudad de capacidad de respuesta de cara a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 cuyo reto principal es acabar con la pobreza  y poder centrar el desarrollo de políticas de empleo en la ciudad.

Para Izquierda Unida el actual mandato y los siguientes deben orientarse a ir más allá de cubrir las necesidades presentes, abriendo el camino para consensuar de forma participada las herramientas progresistas necesarias para no defraudar a las siguientes generaciones.

La Agenda 2030 mandata la construcción de ciudades amables y sostenibles, por ello se debe dejar atrás la política del parcheo y de ir a remolque de los acontecimientos. Hay que superar esta dinámica y cubrir al máximo los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, defiende Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida propone modificaciones en las Ordenanzas Fiscales para encarar dichos objetivos, incidir en el Impuesto de Actividades Económicas que solo afecta a las empresas que facturan más de un millón de euros al año (y, por tanto, no afecta al comercio local) para obligar a las multinacionales a que aporten por la vía impositiva a la recuperación económica de la ciudad.

IU-La Isla también solicita la revisión de todos los accesos a parkings subterráneos o de servicio en coche de las franquicias de comida rápida, así como de los supermercados y grandes empresas, para la revisión de los pertinentes vados que permiten el desarrollo de esas actividades. “Si el pago de un vado es de obligado cumplimiento para cualquier persona, hay que garantizar que esa obligación también recaiga en las grandes empresas y franquicias”, afirma Gonzalo Alías.

En esta misma línea IU-La Isla apunta a los cajeros automáticos de las entidades financieras situadas fuera de sus instalaciones propias. Se trata de ocupación de vía pública y habría que revisar el pago por ocupación de vía pública, al igual que se hace con las mesas de la hostelería local. “Los bancos deben aportar más“, sostiene el Coordinador de Izquierda Unida. 

IU-La Isla también propone un proyecto de urbanismo verde y sostenible, con rebajas fiscales para aquellas viviendas o bloques de vecinos que trabajen en sus jardines. “Hablamos de lo que muchos conocen como jardines colgantes; son zonas verdes que cuesta dinero mantener y, por tanto, una ayuda sería a través de rebajas fiscales en el IBI y un marco de trabajo con la municipalización del contrato de Parques y Jardines”, expone Gonzalo Alías.

Izquierda Unida no comparte las últimas propuestas en materia fiscal del Gobierno local porque repite modelos que considera caducos. “Las multinacionales no pueden campar libremente mientras la ciudadanía cumple por encima de sus propias posibilidades”, sentencia Gonzalo Alías.

IU-La Isla, en definitiva, entiende que sus propuestas pueden servir para mejorar la “sintonía fiscal” en la ciudad y en el marco constitucional de la distribución de las riquezas.  

post

IU-La Isla pide museizar el antiguo depósito de agua de la antigua estación de trenes

Izquierda Unida ha iniciado el planteamiento y desarrollo de mesas de trabajo con el movimiento vecinal, siendo uno de los objetivos poner en valor el patrimonio histórico y cultural de nuestros barrios, así como fomentar el debate sobre la Democracia Participativa que construya ciudad entre iguales.

IU-La Isla tiene muy presente las históricas demandas del movimiento vecinal plasmadas en la Carta Ciudadana que la Federación de Asociaciones de Vecinos debe de fiscalizar y demandar al gobierno local de turno. En este sentido, Izquierda Unida recuerda que el PSOE apenas hizo caso de la Carta Ciudadana del 2015, hecho que queda demostrado en la Carta Ciudadana del 2019 (donde las demandas venían a ser las mismas 4 años después). Por ello, IU-La Isla entiende que la Carta Ciudadana ha de ser vinculante y es el propio movimiento vecinal quien debe tener las herramientas necesarias para su control y fiscalización de la propuesta, e ir abandonando el asistencialismo de los partidos políticos en esta tarea.

Dicho modelo asistencialista no funciona, pues hay zonas como la Barriada de El Pino, cuyas demandas siguen siendo prácticamente las mismas veinte años después. “Para cualquier partido político es fácil sumarse a las demandas vecinales y sacar una nota de prensa. En Izquierda Unida vamos más allá, debemos transmitir propuestas y una forma de entender la política que dista mucho de ese asistencialismo. El objetivo del movimiento vecinal es que sea protagonista y no necesite intermediarios, que puedan intervenir en los plenos y que exista en el Ayuntamiento una estructura eficaz que atienda sus demandas e integre un método participativo directo“, afirma Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

La mesas de trabajo que ha iniciado Izquierda Unida plantea, de forma transversal y recíproca, propuestas políticas para integrar las barriadas en base a la participación y el valor de su patrimonio cultural e histórico. Yendo a lo concreto, un sencillo ejemplo, un primer gesto, es la propuesta de museizar el pequeño espacio del depósito de agua de la antigua estación de trenes. Una propuesta de recuperación que también tenía el PSOE (aunque su propuesta incluía un traslado que IU-La Isla no ve necesario) y que, diez años después y como tantas cosas, se les ha olvidado. 

Nuestras barriadas están llenas de un patrimonio histórico y cultural que facilitarían políticas públicas donde el movimiento vecinal es partícipe con el valor estructural de la ciudad, enriqueciendo la economía social y dotándola de identidad. La Democracia Participativa es el proyecto irrenunciable de Izquierda Unida para dejar atrás un modelo que gestiona las demandas según afinidades partidistas”, afirma Gonzalo Alías.

Para Izquierda Unida la situación del movimiento vecinal en La Isla es de conflicto.  La participación ciudadana y la actualización de los reglamentos básicos de organización y funcionamiento es un síntoma muy grave del papel testimonial al que han relegado al movimiento vecinal. Siguiendo en la Barriada de “El Pino”, ahí queda el desastre del paseo de Joly Velasco que hizo el PP y que luego se abandonó tras su mala ejecución. O la lentitud para atender la petición para colocar reductores de velocidad en las Calles San Federico y Magallanes (esta última con un centro escolar cercano), donde cualquier informe policial daría la razón a la hora de cubrir esta necesidad. Y más demandas históricas de la zona, como la eliminación del pipicán, el cerramiento del centro social vecinal para actividades de ludotecas, la creación de una biblioteca de barrio con aulario, la limpieza de la trasera de los terrenos del Aldi para evitar riesgo de incendios, tener un punto de aparcamiento en la zona conocida de la cruz, conocer de forma clara cuándo comienzan las obras de la zona verde, así como el debate del transporte público para la ciudad dada la previsión del aumento de servicios para el Hospital Público de San Carlos… “¿Cómo oponerse a estas demandas del movimiento vecinal? Es muy fácil venir y reiterarlas, cuando lo que hay que hacer es trabajar para que el movimiento vecinal vea cumplidas sus demandas a través de participación e intervención directa con el Gobierno Municipal. La propuesta de Izquierda Unida en este sentido, y así la estamos explicando y trasladando en las mesas de trabajo con el movimiento vecinal, la Democracia Participativa“, asegura el Coordinador de IU-La Isla.
 
Izquierda Unida viene reclamando desde hace muchos años que la vía del tren no es una frontera en la ciudad. Que no se puede tratar a las barriadas periféricas como pedanías. Por esta razón IU-La Isla plantea el debate con fórmulas para democratizar nuestra ciudad desde la participación real y transversal y no delegada como todos los gobiernos actúan hasta el día de hoy. “Lo importante es romper dinámicas conservadoras. Hay que gobernar obedeciendo”, sentencia Gonzalo Alías.

post

IU-La Isla insta al Gobierno municipal a trabajar urgentemente en los ODS sobre “pobreza y hambre cero”  

Izquierda Unida lamenta la falta de propuestas del Gobierno local para cumplir con la Agenda 2030 sobre el primer y segundo de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible: pobreza y hambre cero.

Tras el triste suceso que supuso el fallecimiento de una persona sin hogar en La Isla, Izquierda Unida entiende que el Gobierno local no debe dilatar más el estudio, creación y desarrollo de un plan social que afronte de cara la problemática de la pobreza en nuestra ciudad.

Izquierda Unida hace unos años presentó una campaña denominada “1,60”,  tras constatar que había familias que vivían con ese importe diario para afrontar su subsistencia.  “La Agenda 2030 marca como primer objetivo luchar contra la pobreza. En su día planteamos un programa social que analizara el umbral de pobreza en nuestra ciudad para combatirla”, afirma Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Para IU-La Isla las políticas sociales son las herramientas más útiles para defender a las personas y familias afectadas por vulnerabilidades económicas y sociales. “De aquí parte el compromiso de la izquierda. Tenemos proyectos sociales desarrollados en nuestros Gobiernos locales que están dando solución a este problema, y proponemos a Cavada plantear un marco de colaboración de trabajo conjunto y marcar la agenda de gobiernos progresistas; no podemos construir ciudades caritativas para que se encuentren cómodos las derechas. Existen alternativas solidarias”, asegura Gonzalo Alías.

Izquierda Unida denuncia los alarmantes datos existentes sobre la pobreza en la infancia en Andalucía (según Save the Children podría alcanzar el 22,1% en este año). A este respecto, IU-La Isla recuerda que en 2015 se constituyó en Andalucía la “Alianza para la lucha contra la pobreza infantil”, que el Gobierno municipal no ha desarrollado en nuestra ciudad con políticas e iniciativas concretas.

No se puede repetir una muerte en una situación tan triste y lamentable como la sucedida en las calles de nuestra Isla hace unos días“, lamenta Gonzalo Alías.

Izquierda Unida propuso al Gobierno municipal la creación de un equipo multidisciplinar que estudiase y construyese herramientas sociales bajo la especifidad y particularidad de nuestros barrios, para poder atajar los problemas de la pobreza en la ciudad.

Proponemos un marco de trabajo participativo para poner en marcha las políticas sociales necesarias para abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, con la prioridad de abordar sus primeros fines, que es afrontar el problema de la pobreza“, sentencia Alías.

post

IU-La Isla insiste en la municipalización del servicio de abastecimiento de agua

Actualmente se está desarrollando la nueva plica para el servicio de abastecimiento de agua en La Isla y para Izquierda Unida es un buen momento para construir ciudades progresistas del siglo XXI, estudiando el ejemplo de las cooperativas energéticas municipales en grandes ciudades.

En nuestro entorno ya hay localidades que están mejorando el servicio de agua desde políticas públicas, como en Medina Sidonia o en Chiclana, a través de empresas municipales. Grandes capitales andaluzas como Cádiz, Sevilla o Córdoba también se suman a este modelo.

IU-La Isla defiende que la gestión directa procura una mejor atención social, sin propaganda privada y con mayor transparencia. Por ello, insisten en desarrollar el Observatorio del Agua como herramienta de trabajo colectivo que forme parte de la Democracia Participativa.

Nuestra propuesta es construir una empresa pública con carácter y fuerte, valedora de grandes servicios y como herramienta clave para comenzar los trabajos para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida recuerda que la actual plantilla del servicio de agua y alcantarillado no pierden derechos laborales al pasar a la empresa pública, mejorando en todo caso su situación contractual: garantía para un mayor número de contratos fijos, mejoras en el convenio colectivo y, sobre todo, asegurar un buen servicio de abastecimiento de agua a la ciudadanía.

Aún estamos a tiempo. Con los presupuestos del 2022 podrían llevar un acuerdo plenario para avanzar hacia ciudades modernas que frene el modelo caduco que defiende, entre otros, López Gil”, afirma Gonzalo Alías.

Izquierda Unida insta al PSOE a que abran el debate de lo público en el marco del acuerdo de gobierno progresista, “que pregunte Cavada a su compañero  Juan Espadas“, para trasladar las iniciativas de municipalización a La Isla.

No podemos seguir construyendo ciudad donde la derecha se siente cómoda con las privatizaciones de los servicios públicos. Tenemos que avanzar a modelos de ciudades del marco europeo como París”,  afirma Alías.

Izquierda Unida insiste que el camino no es solo el servicio de abastecimiento de agua, pues también hay que considerar el transporte, la limpieza y recogida de residuos, parques y jardines, zona azul, piscinas, cultura, cementerio, etcétera.

Actualmente las empresas públicas están apostando por incorporar el mercado de la energía, la soberanía energética, desde fórmulas municipales y de  Cooperativas. Ahí está Sevilla con EMASESA, en Palma con EMAYA, la Mancomunidad de municipios de Pamplona, y otros muchos que ya vienen construyendo el camino hacia el objetivo de Energía Limpia a través del acuerdo de la Unión Europea del 2015“, informa el Coordinador de IU.

Según IU-La Isla, las “políticas del parcheo” lastran el crecimiento de la posibilidad y anula sus posibilidades. “Proponemos una reforma de ESISA para que asuma la gestión municipal de los servicios actualmente externalizados, siendo el abastecimiento de agua una prioridad”, sentencia Gonzalo Alías.

post

IU-La Isla sospecha que el gobierno local ya ha negociado la continuidad de Hidralia, a pesar de estar su contrato en prórroga

A la vez que se informaba sobre el debate en pleno del ajuste de precios del recibo del agua para el próximo pleno, IU-La Isla alerta sobre informaciones confusas sobre la prórroga de la actual empresa privada que gestiona el servicio de abastecimiento.

En agosto de 2019 terminaron 25 años de un contrato que batió récord de duración en toda Andalucía. Izquierda Unida pidió entonces una auditoría que permitiese analizar el grado de cumplimiento y estableciera una base coherente de cara a dar los siguientes pasos para la recuperación del servicio de abastecimiento de agua por parte del propio municipio. Hay que recordar que en su día, el PSOE -así como el resto de la oposición de aquella época, junto a Federación de Asociaciones de Vecinos y otros colectivos- se manifestó en contra de la privatización de dicho servicio. 

Tras asumir el PSOE toda la gestión andalucista y tomar la decisión política de comenzar una prórroga del contrato, la corporación votó a favor de iniciar este nuevo proceso.

Izquierda Unida recuerda que el contrato mencionaba una prórroga de nueve meses, pero Cavada tomó la opción de darle un giro y, al parecer, formalizó un nuevo contrato.

La propuesta del gobierno municipal pasaba por asumir del contrato anterior unas tarifas que IU-La Isla denunció como impuestas por la empresa que no atendieron a una decisión política.

Izquierda Unida denunció, junto a la Plataforma en Defensa del Agua Pública de La Isla, que se estaba promocionando un negocio de carácter privado con la multinacional francesa Hidralia. “Es imposible asumir que un gobierno que dice trabajar para la mayoría social beneficie a una multinacional haciendo negocio de un derecho básico”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla lamentó que la oposición que apoyó la ampliación de la prórroga del contrato, obviara que la famosa subida anual del 3,25% atendía a criterios de “situación extraordinaria”, siendo lo normal acudir al IPC. Sin embargo, los andalucistas permitieron durante 25 años que la subida fuese siempre del 3,25, encareciendo el recibo y beneficiando a la empresa. 

Izquierda Unida sospecha que la recientemente anunciada  aportación de cuatro millones por parte de la empresa, forma parte de una negociación oculta y una posible  vulneración del Derecho contractual en el que el gobierno local ya da por sentado la adjudicación del nuevo contrato una vez finalice la prórroga. 

“No se puede entender que un contrato que puede perder una empresa que se encuentra en prórroga, ésta ponga voluntariamente cuatro millones. ¿Se han modificado las cláusulas del contrato? Si es así podríamos estar ante una situación de puerta giratoria a favor de la actual empresa”, comenta Gonzalo Alías.

En el próximo pleno se va a revisar la subida del recibo del agua para 2022. Izquierda Unida lamenta que desde que finalizó el contrato del agua, toda la información que se ha volcado a los medios ha sido muy farragosa y tendenciosa. Un gobierno que mantiene el servicio de abastecimiento de agua en manos privadas, y que encarga a otra empresa privada las directrices para el nuevo contrato; “la actual empresa de agua ya ha anunciado que el próximo contrato llevará el mínimo vital de 100 litros por persona y día.¿Cómo tiene información del nuevo contrato del agua la actual empresa que se encuentra en prórroga si aún no estaba adjudicada a la consultora? ¿Cómo es posible que una empresa en prórroga tenga tanta actividad social y sin embargo, no sabemos nada sobre los informes medioambientales que se anunciaron?”, cuestiona Alías.

Izquierda Unida está estudiando diferentes vías de denuncia para conocer de manera clara qué está pasando con el contrato del agua. “El agua no es un negocio es un derecho“, sentencia el Coordinador de IU-La Isla.

post

IU-La Isla propone un encuentro de touroperadores de cicloturismo.

Izquierda Unida insiste con propuestas que sirvan para la promoción de La Isla a nivel turístico. En esta ocasión la propuesta pasa por establecer colaboraciones con touroperadores de cicloturismo que sirvan para impulsar la posición privilegiada que tiene nuestra ciudad en materia de movilidad sostenible.

Para ello, Izquierda Unida solicita de forma urgente el replanteo de los carriles-bici de la ciudad. “No podemos decir lo que hay en nuestro entorno sin arreglar lo de dentro. Es importante plantear una fórmula de turismo activo desde el interior de la ciudad desarrollando un plan que incentive el uso de la bicicleta en el marco de la ciudad sostenible que queremos”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla lamenta que no exista un buen carril bici en el interior de la ciudad, o rutas promocionadas como en la zona del del Carrascón y la playa de Camposoto. “Somos epicentro del Parque Natural Bahía de Cádiz y por tanto, de todos sus senderos“, aclara Gonzalo Alías.

Izquierda Unida considera que el cicloturismo puede beneficiar a la ciudad conectándose desde la zona del Barrio Jarana por la vereda que nace desde la estación antigua de tren. “Son muchos kilómetros de veredas y senderos conectados permitiendo rutas circulares que facilitan la vuelta hacia la ciudad“, asegura el Coordinador de IU-La Isla. 

Izquierda Unida defiende la conexión con Cádiz capital a través del sendero de la depuradora, así como otras rutas que permitan, por ejemplo, llegar a Chiclana, Puerto Real y Puerto de Santa María. IU-La Isla ya presentó una moción hace unos años proponiendo hacer una conexión peatonal-ciclable a la altura de la Ardila que mejorase la accesibilidad desde la parte sur de la ciudad, así como las conexiones con la zona de la playa. “Además de conocida Eurovelo, que es una red de rutas ciclistas de larga distancia que atraviesan Europa en toda su extensión“, defiende Alías. 

Para IU-La Isla, las rutas del Parque Natural permiten visitar los complejos lagunares endorreicos de Puerto Real, así como otros emplazamientos naturales privilegiados de nuestra Bahía.  “Estamos hablando de un potencial de unos 350 kilómetros, una posibilidad real de ofrecer un turismo sostenible para la ciudad de primer nivel. En todos los Parques Naturales de Andalucía se desarrolla el cicloturismo como fuente de oportunidades, y aquí no podemos perder esa oportunidad”, destaca Gonzalo Alías. 

Con esta propuesta, Izquierda Unida afrontaría otras necesidades como la dotación de espacios en los que se puedan guardar, revisar y dar servicio de reparación y mantenimiento por los profesionales de dicho sector en nuestro municipio. 

Izquierda Unida no es ajena a la proliferación de patinetes eléctricos circulando sin regulación por carriles, calzadas, aceras o calles peatonales. Se trata de un nuevo fenómeno que podría superar a los usuarios de la bicicleta. IU-La Isla advierte que el uso de dichos patinetes eléctricos no se deben “meter en el mismo saco” que las bicicletas, pues poseen connotaciones distintas.

Proponemos un marco de colaboración con las empresas locales del sector de la bicicleta y consensuar soluciones y oportunidades. El cicloturismo es un sector de gran capacidad económica y podría suponer un pequeño impulso más para empezar a desarrollar iniciativas que nos pongan a la vanguardia en la Bahía”, sentencia Gonzalo Alías

post

IU-La Isla considera que la obra de la plaza del rey se podría haber solventado con menos presupuesto

Sobre la reforma de la Plaza del rey, Izquierda Unida considera que se podría haber solventado con un presupuesto mucho menor, destinando el resto tanto a la mejora de otros espacios de la ciudad que lo necesitan bastante más, o incluso a una intervención en la mejora de los edificios de las fachadas laterales de la plaza. Unas fachadas que son mencionadas en la memoria del proyecto, y para la que se dan algunas directrices, pero cuya actuación no está incluida en el presupuesto, ni se sabe cómo y cuándo se va a acometer.

Se tendría que haber ejecutado con más cuidado el encuentro entre la pavimentación existente en la plaza y la nueva pavimentación de las calles perimetrales del Ayuntamiento. Parece como si se hubiera dejado mal resuelto intencionadamente para justificar mejor una obra que de otra manera no hubiera sido demasiado necesaria“, considera Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”. 

Izquierda Unida recuerda que, desde los años 90, en la plaza han sido progresivamente eliminados diversos elementos, sobre todo vegetales, mientras que se colocaban otros nuevos (marquesinas). Si bien es cierto que ningún gobierno municipal se ha atrevido a quitar a Varela en los últimos 14 años, cuando ya era obligado en aplicación de la ley de Memoria Histórica. “En la plaza se ha hecho de todo, menos lo que hubiera sido más urgente“, afirma Alías.

Para IU-La Isla no es de recibo que, aunque ahora parece que la eliminación del monumento a Varela va en serio, no se aclara nada sobre su destino final. Lo del traslado a “otro espacio público” sin determinar, choca con el nivel de detalle del resto del proyecto de remodelación. Y se debería aclarar cuanto antes, para acabar con confusiones y polémicas innecesarias. “Sobre este tema se alega el un posible valor artístico para justificar su conservación, pero esto choca con el valor simbólico que la inspiró, y que hace que dicha figura sea incompatible con cualquier espacio público de La Isla“, defiende el Coordinador de IU-La Isla.

Izquierda Unida considera que se podría haber hecho un proyecto de mucha menor entidad y cuantía, reducido a la eliminación del monumento central, a la reparación/sustitución de pavimento deteriorado, y a la mejora de la iluminación o del mobiliario urbano. Además de dar un mejor tratamiento a las hileras de arbolado de ambos laterales, las cuales han sido muy maltratadas durante décadas.

IU-La Isla reconoce que el proyecto parece bastante detallado y estudiado, “quizá algo farragoso en sus descripciones, y excesivamente complejo en algunas de sus determinaciones, y discutible en algunos de los diseños“, según Alías. Pero Izquierda Unida celebra que se haya dado marcha atrás en la idea inicial de suprimir la totalidad de las hileras laterales de árboles, para sustituirlos por unos macetones.

IU-La Isla advierte que no es totalmente cierto que se conserve el arbolado existente en los laterales, pues hay una importante reducción en el número de ejemplares, pasando de los 18 árboles actuales (9 + 9), a tan solo 10 (5+5), eliminando totalmente seis de ellos (se dice que por encontrarse en mal estado, fundamentalmente debido al maltrato al que han sido sometidos), y trasplantando dos de ellos.

Tampoco considera Izquierda Unida que haya justificación suficiente para eliminar las 6 palmeras existentes. Aunque el proyecto da unas directrices bastante estrictas para el traslado de palmeras y ficus, es bastante dudoso que vayan a cumplir. Es importante que una vez suprimido el monumento, se recupera un amplio espacio central, por lo que las actuales palmeras afectarían bastante poco a los usos masivos que se puedan desarrollar en la plaza. Y serían compatibles con todos los usos especiales que se pretenden desarrollar en este ese espacio.

Incluso la colocación de postes para sujetar toldos durante las épocas estivales, que puede ser una actuación interesante, se podía haber resuelto sin necesidad de levantar toda la plaza“, sentencia Alías.