post

Rechazamos los presupuestos personalistas de Cavada porque dan la espalda a la democracia participativa

IU-La Isla denuncia que los presupuestos municipales presentados por el bipartito “carece la más mínima expresión de democracia participativa que sí está presente en municipios de más de 50.000 habitantes donde gobiernos progresistas desarrollan modelos de ciudad alternativos“.

“Hace unos días leíamos a Patricia Cavada aplaudir la victoria electoral de la socialista isleña Anne Hidalgo en la alcaldía de París. Un triunfo enmarcado en el ecologismo y en el diálogo con la militancia comunista. Con una agenda clara, como la municipalización de servicios públicos, una agenda sobre viviendas y alquileres sociales y un modelo de eco-ciudad con el valor fundamental de la movilidad sostenible. Todo lo que la Alcaldesa de nuestra ciudad y sus socios de gobierno no defienden“, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Para Izquierda Unida, definir un modelo de ciudad es fundamental y sigue siendo una tarea pendiente. “Un proyecto de ciudad actualizado, convalidable con la Agenda 2030, ha de sostenerse con unos presupuestos municipales participativos. El gobierno bipartito se sitúa fuera de la Agenda 2030, y ni siquiera han presentado un modelo claro, apostando de nuevo por el parcheo y la improvisación”, defiende Alías.

IU-La Isla denuncia que los presupuestos municipales del bipartito no están respaldados por el tejido asociativo, “dentro de las alegaciones no aparecen las de Federación de las Asociaciones de Vecinos, FIPE, ACOSAFE y de ASIHTUR, como de otras entidades como Junta de Hermandades, o asociaciones de ayuda mutua y otras, que de forma tradicional realizan alegaciones“.

Izquierda Unida entiende que Patricia Cavada ha utilizado el momento del COVID para imponer su mayoría y su proyecto personalista con los presupuestos municipales del 2020. “Se pueden tener presupuestos buenos, pero perfectos a efectos de alegaciones… es sospechoso“, afirma Alías.

post

Proponemos un Observatorio Económico y Social que fiscalice la reconstrucción de La Isla

En el pleno del pasado jueves se aprobó la creación de una nueva Comisión Informativa del COVID-19, “una comisión que no nace con el consenso adecuado a pesar del voto afirmativo de la oposición, dado el ambiguo sistema de funcionamiento propuesto por la Alcaldesa, donde las decisiones se enmarcan en el estrecho margen establecido por la mayoría absoluta del gobierno local”.

Una de las herramientas es el vigente Reglamento Orgánico Municipal (ROM), un documento que, “insistimos una vez más, requiere una profunda actualización, pues alguno de sus artículos aún se expresan en pesetas, por poner una evidencia en este sentido”, apostilla Gonzalo Alías.

IU-La Isla considera insuficiente el amparo reglamentario de dicha norma y propone que se determine un reglamento o marco de funcionamiento concreto para determinar las capacidades de control y trabajo de dicha Comisión.
Izquierda Unida entiende que dicho espacio de trabajo debe de caminar hacia la necesidad de construir una Comisión en el marco de la reflexión permanente, plural, sin vetos, con un reglamento acorde la Ley de Participación Ciudadana y sin opacidades.

Gonzalo Alías recuerda el ejemplo de la mesa por el empleo, moción en su día presentada por IU-La Isla, donde se trabajó en el marco transversal y sin vetos, “hasta que Loaiza lo impugnó llevándolo al relatario propio de su trabajo, destrozando su espíritu constructivo, en la misma línea de actuación que propuso el gobierno local en el pasado pleno”, asegura el Coordinador de Izquierda Unida.

IU-La Isla propone también dotar de un observatorio de seguimiento e información como espacio de trabajo externo a la Institución donde se desarrollen propuestas sobre las necesidades de políticas públicas para estos tiempos.

“Es importante realizar valoraciones sobre indicadores que nos permitan conocer cómo se está vertebrando la “pandemia económica” en base a criterios como el aumento de créditos financieros, venta de coches, viviendas, desahucios, seguimientos de comedores sociales, aperturas o cierres de comercios, etcétera”, precisa Gonzalo Alías.

Izquierda Unida considera que es necesario que dicho observatorio trabaje facilite el conocimiento y debate de aportaciones de vecinos y colectivos que permitan acercar de la forma más cercana y directa posible la actividad social y económica de la ciudad.


Así, IU mantiene que la comisión aprobada el pasado jueves tenga más forma de “minipleno” y no un espacio que permita reflejar el estado y las posibilidades de futuro de nuestra ciudad.

post

Ayudas para el sostenimiento del comercio local

Siendo el alquiler de locales comerciales el gasto mensual más grande que afronta nuestro comercio local, IU-La Isla propone destinar medio millón de euros para mantener abierto los comercios de nuestros autónomos. Además, estas ayudas serían compatibles con las que proporciona el Estado o la Comunidad Autónoma

Ante la entrada en la FASE 1 que plantea la apertura de establecimientos, Izquierda Unida apela a una rápida y decidida capacidad de respuesta de la administración local.

IU-La Isla, que ya propuso anteriormente ayudas de un millón de euros a repartir en cuantías de 500 o de 300 euros para autónomos y microempresas, ahora entiende que el escudo económico desde lo público debe aumentar ahora que el aumento del desempleo en nuestra ciudad afecta a más de trece mil personas. Por este motivo, Izquierda Unida propone dedicar una partida económica de medio millón de euros para fortalecer el mantenimiento de los locales para los negocios más modestos y que ven amenazada su continuidad.

“Tenemos que fortalecer la capacidad de respuesta para defender nuestra economía local. Desde Izquierda Unida somos conscientes de las necesidades y de la complejidad de estos tiempos, pero creemos en la necesidad de redoblar el esfuerzo. Si puede el Alcalde de Zamora, también podría hacerlo la Alcaldesa. Todo es cuestión de voluntad política”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Izquierda Unida seguirá aportando propuestas. Entre ella, la elaboración de un plan global que tiene que sentar las bases para un proyecto de modernización y de futuro para la ciudad en base a una economía fortalecida desde lo público.

post

Ahora, más que nunca, COMERCIO LOCAL

Izquierda Unida propone a la ciudadanía la reflexión sobre aquellos que no nos han abandonado, el comercio de barrio. Por ello, solicita a las familias isleñas el consumo en nuestras tiendas de toda la vida y pide a la Alcaldesa una campaña a favor del apoyo al comercio local.

Ante el levantamiento de las fases de confinamiento y ante la posibilidad de que nuestro comercio tradicional, el local, puedan ir abriendo sus puertas, IU-La Isla pide a la ciudadanía isleña que no los abandonemos y acudamos a dichos establecimientos.

Izquierda Unida siempre ha mantenido la postura política de defender el comercio tradicional, ya que afianza el crecimiento económico de La Isla, pues la plusvalía del municipio queda en nuestra ciudad, máxime cuando ante la situación de pandemia ha quedado demostrado que el negocio local es una herramienta clave de identidad, de solidaridad, y de futuro.

“El comercio local ha demostrado su capacidad de resistencia ante esta situación económica. Necesitan de nuestro apoyo. Por ello, solicitamos a la ciudadanía el consumo en nuestros tiendas de barrio. Mantener el consumo local es mantener viva la ciudad”, defiende Gonzalo Alías, Coordinador Local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

IU-La Isla defiende un modelo de ciudad basada en lo común, donde el valor social de lo colectivo “mantiene la salud de nuestra ciudad, y por tanto, nuestra identidad y nuestro futuro”.

Izquierda Unida recuerda que el consumo de grandes superficies provoca “la búsqueda en subasta de productos más baratos mientras los establecimientos de barrio nos ofrecen lo cercano con gran calidad. Frutas, hortalizas de la zona o un buen pan son productos que agradecemos en la mesa. Afianzar nuestra capacidad económica en la ciudad depende también de la responsabilidad de nuestra Administración local y por tanto, solicitamos a la Alcaldesa una campaña a favor de consumir en lo local”, asegura Gonzalo Alías.

IU-La Isla también solicita a la Alcaldesa que se trabaje en crear un Directorio (no solo una lista) de Empresas locales con capacidad incluso de que nuestras familias conozcan, no solo los productos que se venden en nuestra ciudad, sino incluso las ofertas semanales. Esta información debería ocupar un apartado bien visible en la web municipal.

post

Sin plenos y cobrando 3.527 euros al mes por mandar notas de prensa

Han pasado ya los cincuenta días de confinamiento y, por respeto a la democracia, Izquierda Unida solicita un informe público sobre el trabajo realizado por las diferentes áreas del Ayuntamiento así como del desarrollado por la oposición. La ciudadanía merece conocer el destino de las asignaciones y salarios públicos de los representantes públicos durante este periodo en el que la Alcaldesa suspende, por segunda vez y sin justificación, la celebración de un Pleno Ordinario.

IU-La Isla solicita este ejercicio de responsabilidad y transparencia que debe liderar Patricia Cavada presentando un informe de gestión del trabajo realizado durante este periodo por el gobierno local. Sin la realización de los plenos, ¿cómo justifican los salarios y las asignaciones?

Ante la situación económica que está padeciendo en la ciudad, y conociendo los salarios y asignaciones que maneja la corporación local, es de responsabilidad pública informar del trabajo realizado por dichas formaciones políticas representadas en el pleno municipal.

¿Dónde han estado este mes los concejales de Ciudadanos con 3.527 euros de sueldo y los demás miembros del gobierno local, asesores incluidos? ¿Han elaborado algún plan desde Juventud, Fiestas o Mujer, o se ha realizado algún trabajo concreto desde el Área de Urbanismo y Medio ambiente? ¿Cómo justifican los salarios y las asignaciones los grupos políticos en este periodo de inactividad? ¿Por qué ninguno de estos grupos ha mostrado, como mínimo, algún gesto en este sentido?”, pregunta Gonzalo Alías, Coordinador Local de Izquierda Unida y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

No se puede cobrar 3.527 euros al mes, como Loaiza o Romero, por publicar notas de prensa. La ciudadanía tiene el derecho a conocer dónde está la productividad de esos salarios en este periodo de inactividad”, asegura Gonzalo Alías.

Izquierda Unida también considera obligado conocer la justificación de la suspensión del pleno del mes de abril, cuando ya en la provincia hay municipios que los están celebrando telemáticamente; y, sobre todo, porque la celebración de plenos telemáticos es la norma en las ciudades de más de 50.000 habitantes (véase el ejemplo de Zamora, por ejemplo).

post

Más propuestas: un Plan de Fortalecimiento del comercio, industria y turismo local

Ante la situación que nos señalan los indicadores nos enfrentamos a tiempos difíciles, por ello, IU-La Isla presentará un Plan de Fortalecimiento de nuestras capacidades para salir pronto de la crisis social y económica provocada por el COVID-19 y que demuestra nuestras debilidades.

IU La Isla propone la necesidad urgente de plantear entre los agentes sociales y económicos del comercio y restauración organizada, junto a la mesa de partidos, un Plan de Fortalecimiento para la ciudad que ponga encima de la mesa un modelo económico productivo (de lo que adolece la ciudad), que camine hacia bajo un Plan Estratégico local y verde, en consonancia con nuestro entorno, y que proyecte futuro para nuestro municipio.

Para Izquierda Unida, el hecho concreto que demuestra nuestra debilidad es que tras la llegada del COVID-19 nuestra ciudad no posee herramientas ni estudios que ayuden a diseñar proyecto para nuestra ciudad más allá de “egourbanismos”, asunto común en el modelo definido por este y anteriores gobiernos locales.

Es el momento para diseñar estrategias locales en torno al comercio, a los polígonos industriales y desarrollar unas capacidades turísticas más allá de regalar chanclas de playa”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador Local y exsocio de ACOSAFE.

La necesidad de plantear el consumo del comercio de barrio, de desarrollar un directorio de empresas locales donde tengan capacidad de incluir sus ofertas más allá de un simple listado para estos tiempos, la modificación de la Ordenanzas Fiscales, así como de los presupuestos municipales, replantear las inversiones urbanísticas, la utilización del superávit del 2019 así como del remanente de tesorería, es afrontar un escudo económico y social en lo inmediato.

De estos tiempos IU plantea sacar adelante la reflexión que de esta actual necesidad construir herramientas para crecer. Por eso, tras el anuncio realizado por la Alcaldesa para la reconstrucción de La Isla, Izquierda Unida se presta a aportar su experiencia para poder desarrollar un Plan Director del Comercio local, programas y formación para hacer crecer la industria local, proyectos de Turismo Sostenible en el horizonte 2030, así como la acción directa sobre los Servicios Públicos.


Para IU-La Isla, lo importante en estos momentos es proyectar certidumbre ya que “de nuestra capacidad vendrá nuestro futuro. Juntas podemos hacerlo”.

post

Hay que elevar la ayuda a los autónomos de La Isla

Además de las propuestas del equipo de gobierno en materia económica, IU-La Isla solicita aumentar la capacidad de respuesta a la emergencia provocada por el COVID-19 en sectores de la hostelería, comercio, cultura y venta ambulante.

Izquierda Unida propone al equipo de gobierno elevar la ayuda a autónomos y pymes en estos sectores a un millón de euros.

Paralelo a las ayudas del Gobierno Central y Autonómico, Izquierda Unida entiende que hay que asegurar la economía local para que se levante lo antes posible. Por ello, propone ayudas de 500 euros para negocios que hayan tenido que cerrar y que mantendrán, a posterior del levantamiento del estado de Alarma, el mantenimiento de la actividad económica, así como de 300 euros para aquellos que habiendo mantenido su actividad hayan sufrido pérdidas por debajo del 50%.

“Entendemos que la oficina abierta por el gobierno local debe de trabajar de forma ágil y de ejecución rápida, entendiendo la urgencia por amortiguar la falta de liquidez de los comercios y demás negocios de La Isla”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador local de IU y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Dichas ayudas estarían en el marco de una convocatoria bien definida en los presupuestos municipales, y por tanto dirigidas a negocios con domicilio fiscal en La Isla, con una actividad de al menos seis meses de apertura anterior a la crisis, dirigida a sectores concretos del comercio, hostelería, cultura y venta ambulante.

Desde esta formación política proponen al Gobierno Local la necesidad de tener capacidad de mantener en estado de vigilancia la situación económica de la ciudad por si fuera necesario no solo aumentar la inversión en ayudas sino en la necesidad, si se diera el caso, de endeudamiento.

IU-La Isla recuerda que no solo se puede utilizar el 20% del superávit, sino también el propio remanente de tesorería. “No podemos abandonar a nadie”, afirma Alías.

Gonzalo Alías entiende que ésta y otras propuestas avanzadas anteriormente por IU-La Isla (como la modificación de las Ordenanzas Fiscales y el reajuste presupuestario) deberían de pasar por el pleno municipal. Por ello, pide a la Alcaldesa Patricia Cavada reflexión: “en Izquierda Unida nos preocupan las datos que se vienen barajando por los indicadores sociales y nos tenemos que adelantar”.

post

Las obligaciones legales del perverso artículo 135 de la Constitución siguen ahí

Izquierda Unida advierte que la aplicación de la denominada “regla de gasto” provoca que los Ayuntamientos se encuentren obligados a mantener importantes superávit fiscales sin poder dedicarlos para hacer frente a las consecuencias de la crisis sanitaria por el coronavirus. El golpe económico derivado del Covid19 impactará sobre las personas que sufren más precariedad sin que los Ayuntamientos tengan capacidad de intervenir.

La Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, sigue en vigor y, de igual forma que ha bloqueado el gasto público desde 2012 hasta 2019, sigue restringiendo sobremanera la capacidad de gasto de las administraciones públicas en la nueva situación de emergencia”, asegura Gonzalo Alías, Coordinador de IU-La Isla y del Núcleo Comunista “Pepe Casado”.

Dicha Ley, desarrollo de la reforma del artículo 135 de la Constitución, ha supuesto la consagración de la estabilidad presupuestaria como el principio máximo al que ha quedado supeditada el conjunto de la política económica y social de las administraciones públicas. Por sí solo, el apartado 3 de ese reformado artículo 135, en el que se da “prioridad absoluta” a los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública en el estado de gasto de los presupuestos, por encima de los créditos de las restantes políticas de gasto, entra en conflicto directo con la definición, en el artículo 1.1. de la Constitución, de nuestro Estado como un “Estado social y democrático de Derecho”.

No sólo eso, sino que es Ley ha supuesto una profundización en esa antisocial jerarquía de prioridades debido a la flagrante limitación de la autonomía de los Ayuntamientos, consagrada en el artículo 140 de la CE, así como de la suficiencia fiscal necesaria para llevar a cabo un desarrollo pleno de sus competencias.

En concreto, la enunciación, en el artículo 12 de la citada Ley, de la denominada “regla de gasto”, restringe injustificadamente la actuación de los Ayuntamientos en un contexto en el que, como sucede en La Isla, coexiste un superávit presupuestarios con acuciantes necesidades sociales, debido a unos servicios públicos fundamentales debilitados después de años de fuertes restricciones presupuestarias.

El Gobierno central aprobó destinar “el superávit presupuestario de las entidades locales de 2019 a financiar gastos de inversión destinados a Servicios Sociales y promoción social”. Pero en ese sentido, tal y como recoge el acuerdo de coalición entre Unidas Podemos y PSOE, entendemos que el Gobierno debe seguir garantizando el respecto de la autonomía local y fortaleciendo el papel de los municipios como unidad territorial básica.

Por todo ello, IU-La Isla pide a los grupos municipales de la corporación que aprueben una moción conjunta para instar al Gobierno central a modificar la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera para que la regla de gasto permita abordar la crisis económica y social a la que nos enfrentamos.

De igual modo, que se solicite que se suspendan las normas coercitivas que se aplican ante el incumplimiento de las reglas fiscales, y en concreto de la regla de gasto, para que los gastos extraordinarios y refuerzos en la contratación derivados de esta crisis, en servicios sociales y promoción social, atención a las personas, limpieza, desinfección, seguridad ciudadana, y materiales de seguridad (EPI) de empleados municipales, no computen con las reglas de estabilidad y techo de gasto.