Izquierda Unida solicita transparencia al andalucista Romero: “Ni las quejas por Ia falta de limpieza de la ciudad se pueden barrer”

Gonzalo Alías, coordinador local de Izquierda Unida, expone las quejas de la población isleña sobre el estado de limpieza de la ciudad: “No contar con herramientas de participación y transparencia decentes impide a las y los cañaíllas hacer llegar sus quejas sobre la suciedad de la ciudad” a Romero y Cavada. Alías sospecha que “la nula transparencia” en la limpieza municipal abre la puerta al “oscurantismo” y a “la perversión de los contratos públicos”.

Alías exige a Cavada y Romero dar cuenta del grado de cumplimiento del contrato de recogida de residuos orgánicos: “Para mejorar el servicio, exigimos hace varios meses al concejal de Gestión de Residuos que diera cuenta del grado de cumplimento y satisfacción del contrato de residuos orgánicos” y añade que “no contar con herramientas de participación y transparencia decentes impide a las y los cañaíllas hacer llegar sus quejas sobre la suciedad de la ciudad” aunque a día de hoy “ni las quejas por la falta de limpieza de la ciudad se pueden barrer”.

Por ello, el portavoz de IU en la ciudad recoge las quejas del vecindario: en las últimas semanas, la suciedad de La Isla “genera quejas especialmente dolorosas a quienes nos importa el estado de la ciudad”: Barredoras que no aspiran, falta de mantenimiento de los camiones, parcheo en las cubas y sustitución indefinida de las soterradas por superficiales, reducción del número de trabajadores…

“Estas quejas generan dudas en la población sobre el cumplimiento de los contratos de la limpieza”, prosigue Alías, que solicita a Romero que dé a conocer el estado de cumplimiento de los contratos, de la bolsa de contratación y del número de trabajadores y trabajadoras en servicio. “De la misma manera solicitamos los certificados de mantenimiento de las cubas soterradas y de los vehículos”, añade.

Alías además vuelve a preguntar por el nuevo punto limpio, “que aún no se ha puesto en funcionamiento”, y por la gestión del que está abierto. Así mismo, Izquierda Unida cuestiona “quién paga a los camiones que van con los residuos a la planta de Miramundo y el destino del pago del canon por el reciclado”.

IU denuncia la nula transparencia en esta materia y que el hecho de no dar cuenta abre la puerta al oscurantismo y a la perversión de los contratos públicos. “La Isla ya ha tenido 7,8 millones de razones para desconfiar de la gestión andalucista. De ahí el interés en que se den explicaciones de la situación saliente del contrato, así como de la propuesta pública de la nueva plica y el porqué del retraso del nuevo contrato”.