Izquierda Unida exige el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y retirar la estatua de Varela, como pide el Ateneo Republicano y Memorialista

La Asamblea Local de Izquierda Unida apoya las reivindicaciones que el pasado lunes 13 dieron a conocer desde el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla. La urgente exigencia del cumplimiento de la “Ley de Memoria Histórica” al nuevo equipo de gobierno conlleva, entre otras medidas, la retirada de los honores y la estatua al golpista José Enrique Varela, ubicada frente al Ayuntamiento.

Las exigencias del Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla urgen al equipo de Gobierno del PSOE y el PA el cumplimiento local de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida popularmente como Ley de Memoria Histórica. Tras casi ocho de vigencia, ningún gobierno local, ni con el PA ni con el PP al frente, ha cumplido con la Ley. Izquierda Unida se une a las peticiones del Ateneo en sus mismos términos: “La reparación de las víctimas del franquismo en La Isla no puede demorarse más”.

Desde Izquierda Unida, no se entiende la falta de firmeza del gobierno local en este asunto. Las declaraciones del PSOE, encabezado por la alcaldesa Patricia Cabada, no son suficientes al respecto. El acuerdo de gobierno entre PSOE y PA recoge el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en su apartado 84. El programa que presentó el PSOE también abogaba por la retirada de la estatua en la reforma de la Plaza del Rey.

Sin embargo, la cobardía de sus socios de gobierno, del Partido Andalucista, es patente. El partido al que representa Francisco Romero ha evitado pronunciarse al respecto, dejándolo para otro momento, como lleva haciendo desde que en 1989 accedieron por primera vez al gobierno municipal. Esta postura menosprecia a víctimas de la Guerra Civil como Blas Infante, inspirador del PA, o a Cayetano Roldán, último alcalde de La Isla antes del golpe de estado.

La oposición local tampoco ofrece apoyos al cumplimiento de esta Ley: El PP ha ninguneado las propuestas en materia de Memoria Democrática durante sus dos gobiernos. De hecho, en 2012, junto al PA, votaron contra la retirada de los símbolos de la dictadura de la ciudad y de los títulos concedidos a franquistas. Por su parte, Ciudadanos opta por posponer la intervención y Sí Se Puede plantea un referéndum para la retirada de la estatua, para decidir si se cumple o no la Ley.

Izquierda Unida comparte la opinión del Ateneo, para el que “resulta ‘inadmisible’ que la estatua de un general ‘golpista’ y ‘genocida’” continúe frente al ayuntamiento. “Varela fue uno de los 35 cargos del franquismo imputados en 2008 por la Audiencia Nacional por detención ilegal y crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista”.

José Enrique Varela fue nombrado Hijo Predilecto de San Fernando tras participar en la guerra contra Marruecos, masacrando a marroquíes del mismo modo que más tarde hizo en España. Fue uno de los conspiradores del golpe de estado de julio de 1936 que acabó en la Guerra Civil y más tarde, fue nombrado Ministro del Ejército hasta 1942 y Alto Comisario Español en Marruecos hasta su muerte en 1951.

Izquierda Unida – La Isla lleva reclamando, desde antes de aprobar la Ley de Memoria Histórica, modificar las calles con nombre de golpistas o sucesos relacionados con la represión y la dictadura. Sin ir más lejos, en Cádiz, el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, ha señalado que la exhumación de las víctimas enterradas en el cementerio de San José es prioritaria. El modelo de ciudad de Izquierda Unida apuesta por el reconocimiento de la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas del franquismo.

Guardar