Izquierda Unida exige al equipo de gobierno que dé a conocer los siguientes pasos de la obra del tranvía en la ciudad

Tras un verano de obras en la calle Real, IU – La Isla solicita a la alcaldesa Cavada que dé a conocer públicamente los plazos restantes de la ejecución del tren-tranvía de la Bahía. Los cambios en el ejecutivo autonómico han roto las anteriores previsiones de trabajo de la Consejería de Fomento, en las que participaron las y los comerciantes en diversas reuniones con Izquierda Unida. Por este motivo, IU quiere que el nuevo gobierno muestre su calendario alternativo y su programa participativo en el tramo final de construcción.

A día de hoy, la información que el gobierno municipal ofrece sobre el estado de la obra del tren-tranvía aún responde al modelo de parcheo del equipo de Loaiza: La web municipal sólo avisa de los tramos afectados por obra en enero, la última noticia de la Consejería hablaba en julio de que “sólo restan por concluir los arreglos y remates en la solería de la calle Real” pero la descoordinación en los plazos ha obligado a repetir algunas de las reparaciones y la ejecución de la subestación eléctrica de Janer sigue aún sin fecha.

Mientras Manuel Cárdenas Moreno representaba a Izquierda Unida al frente de la Delegación Provincial de la Consejería de Fomento, sus técnicos se reunieron con representantes de ACOSAFE y ASIHTUR para informar y consensuar las obras del tranvía y el carril bici. La expulsión de IU del gobierno de Andalucía situó al socialista Manuel González Piñero al frente de esta Delegación. A pesar del tiempo transcurrido, sólo hace varios días desde que las organizaciones interesadas han empezado a recibir información.

Desde entonces, se ha dado cuenta en los medios de comunicación de una reunión con la Asociación de Vecinos “Los Claveles” sobre el estado y el futuro de la obra. No obstante, la importancia de una obra que vertebrará toda la ciudad es motivo suficiente para dar a conocer a las y los cañaíllas el calendario de obra previsto para el tramo final de ejecución. Así mismo, el nuevo modelo de participación es relevante para, entre otras cosas, que los vecinos y las vecinas de La Isla puedan preguntar cómo afectará esta última fase a su entorno y ser parte activa de la ciudad que quieren.

Guardar