Izquierda Unida agradece a su asamblea, simpatizantes y votantes el trabajo hecho durante la campaña electoral

Gonzalo Alías Gurría, candidato a alcalde de Izquierda Unida – La Isla, y Mónica Ballén Alhambra, número 2 de la lista, hicieron resumen y autocrítica del trabajo realizado en la reciente campaña electoral desde la sede de IU en nuestra ciudad. La campaña terminó con las elecciones del pasado 24 de mayo, en las que votaron a IU 1873 personas. Esos apoyos supusieron el 4’69 % del resultado, por lo que, durante los próximos cuatro años, Izquierda Unida no estará presente en el pleno municipal.

El gasto de la campaña electoral tuvo un coste inferior a 1500 euros, destinando la mayor parte de ese dinero al alquiler de un equipo portátil de sonido para los dos actos de campaña y a un anuncio en la televisión local. El resto del gasto se utilizó en cartelería, dípticos y fotocopias que fueron entregadas a las y los ciudadanos a quienes se dio a conocer las ideas de Izquierda Unida para La Isla.

La campaña de Izquierda Unida giró en torno a tres ejes: La campaña “1’60”, con la que se denunció la situación de extrema pobreza de las familias isleñas; el código ético, para dejar claro que la representación de IU viene a “gobernar obedeciendo” al pueblo cañaílla y no a aprovecharse de los recursos públicos; y al “Plan Estratégico de La Isla 2015-2020” para generar empleo en nuestra ciudad.

Alías dio las gracias a las más de 1800 personas que confiaron y confían en el proyecto de Izquierda Unida para La Isla. Destacó igual a quienes participaron en el proyecto de redes sociales #ParaLaIslaQuiero así como a las y los que depositaron su voto por otras opciones en las urnas. “La democracia se crea con participación ciudadana”, algo que ha fallado en nuestra ciudad a pesar de los tiempos que corren. De este modo, justifica Alías la caída en más de un punto porcentual de la participación electoral, del 53,55 % al 52,48 %.

En cuanto a los resultados de Izquierda Unida, la pérdida de 265 votos desde las elecciones de 2011 ha hecho que IU perdiera el escaño conseguido. En aquella fecha, 2138 votos significaron un 5,29%, suficiente para defender nuestro modelo de ciudad desde el Ayuntamiento. Desde entonces, Izquierda Unida ha mantenido un número de votos en la ciudad de entre 2000 y 2500.

A la vista de los resultados, no superar el techo de votos implica que queda mucho por mejorar. Entre los elementos exteriores a La Isla, Alías remarca la mala publicidad hecha por el pacto en la Junta de Andalucía o la inestabilidad de IU en la Comunidad de Madrid. Centrado en La Isla, no contar con un concejal liberado, como sucedió con Pedro Miguel Reyes, ha pesado. “El ciudadano quiere ver al concejal participando en la ciudad”, apostilla Alías. También ha señalado el lento, aunque en crecimiento, desarrollo del trabajo en la Asamblea Local desde que Alías fue elegido Coordinador o la búsqueda de un voto útil nacional o autonómico en lugar de un voto municipal más reflexionado.

Con todo, el resto de partidos también han visto mermados sus resultados electorales: El PSOE pierde cerca de 2000 votos y el PP, cerca de 5000. El Partido Andalucista, por su parte, ha aumentado en 500 votos con respecto a 2011 renunciando a su identidad, en una campaña personalista en cuya publicidad no aparecían las siglas de la lista. Con respecto a las nuevas formaciones, en comparación con las elecciones andaluzas, Ciudadanos se deja más de 2000 votos desde marzo y Sí Se Puede, más de 4000 con respecto a Podemos.

Ante estos resultados, Alías y Ballén han hecho autocrítica, definiendo la introducción en nuevos espacios para hacer a sus miembros partícipes del proyecto de IU, dándolo a conocer y haciendo de la participación la misma herramienta de democracia que hasta ahora. A modo de ejemplo, puso en valor el trabajo hecho en la Marea Verde por la Educación Pública y contra el cierre de Nuestra Señora del Carmen, la creación del Área por la Libertad de Expresión Afectivo-Sexual por los derechos LGTBI en nuestra ciudad o, a nivel institucional, el seguimiento y control al gobierno municipal durante estos cuatro años.

Guardar