IU-La Isla rechaza los presupuestos de Cavada y Romero, negociados entre unos pocos a espaldas de los intereses de la ciudad

IU-LA ISLA PRESENTARÁ ALEGACIONES AL PRESUPUESTO PROPONIENDO QUE SE RETIREN POR LA NULA TRANSPARENCIA Y EL DESCARADO CLIENTELISMO EN LAS NEGOCIACIONES.

Izquierda Unida critica las viejas formas de la derecha de Loaiza y Romero en la elaboración de los presupuestos municipales. Gonzalo Alías, Coordinador y referente por la Confluencia de IU-La Isla recuerda a la Alcaldesa “que dos elementos clave en la participación democrática son la transparencia y la dación de cuentas. Lo primero que debería haber hecho es explicar el cumplimiento del presupuesto anterior y debatir sobre el estado de la ciudad y el grado de cumplimiento del cogobierno, dando cuenta de sus responsabilidades”.

Desde Izquierda Unida de La Isla, volvemos a insistir que la mejor herramienta para gobernar es con la gente y con los colectivos antes de llegar al Pleno. “No sólo con los de la misma cuerda, hay que escuchar a todos y a todas”, sentencia Alías. Las formas en las que Cavada y Romero han perpetrado el presupuesto municipal traicionan a la democracia.

Cuando se llevó a Pleno la propuesta de la plica de basuras, denunciamos la escenificación un esperpento con la colaboración de las Juntas Directivas de la Federación de Vecinos, ACOSAFE y ASIHTUR, que apoyaron las propuestas de Cavada y Romero directamente, sin llamar a la participación de las personas asociadas a estos colectivos. No es de extrañar que haya ciudadanos que califiquen este tipo de negociaciones como “un chiringuito para tres o cuatro”.

Desde Izquierda Unida de La Isla, presentar unos presupuestos municipales requiere de dos procedimientos indispensables: uno, la participación abierta (no cerrada a través de las “cúpulas”) con el Consejo Vecinal, asambleas de personas asociadas con los colectivos del comercio y la hostelería, y también con aquellas que han decidido voluntariamente no pertenecer a ninguna de ellas. El segundo, desarrollar métodos de fiscalización ante las propuestas propiciadas por la ciudadanía o colectivos de La Isla, así como de la propia Corporación. Entendemos que si no hay herramientas para fiscalizar y hacer seguimiento del desarrollo presupuestario, el voto es gratuito. Que le pregunten a Ciudadanos dónde quedaron los compromisos que les llevaron a apoyar el anterior presupuesto.

Es necesario que se den explicaciones sobre la motivación de los presupuestos, si están dentro del marco de los programas electorales o del acuerdo de gobierno. Asistimos, una vez más, a una dinámica de amaños, de parcheo y de incumplimientos.

Por tanto IU-La Isla vota NO a la propuesta inicial de presupuestos, pues no llegan con las mejores formas. Gonzalo Alías, además, reitera, como ya hiciera Izquierda Unida en el mandato anterior, la necesidad de ir a un nuevo Reglamento Orgánico Municipal, para que en el planteamiento y redacción de temas tan importantes como los presupuestos municipales contemplen métodos más democráticos y participativos.

Izquierda Unida lo tiene claro: el eje ideológico de un gobierno se plasma en los presupuestos. Por ello, y ante un documento que da la espalda a los intereses de la ciudad, tanto por sus formas como por sus contenidos, no se merecen 3 minutos de pleno. Es exactamente el mismo modelo que instauró el Partido Andalucista con Antonio Moreno.